Sígueme en #Youtube

domingo, 31 de enero de 2010

Horario de verano

01 abril 2008

Este pasado fin de smana cambiamos la hora, de +1 pasamos a +2 sobre el horario solar, tardes más largas y el inicio de la tendencia hacia el buen tiempo y el verano.

Dentro de un rato tendremos nuestra primera sesión fuerte de entrenamientos vespertina de la temporada ya que durante el resto de la temporada, desde sus inicios de entrenamiento en septiembre-octubre, las sesiones fuertes del grupo de Antonio (Tete de la Ossa, Higuero, Ricardo Serrano, Sonia Bejarano, Diana Martín, Loli Checa, Tamarita, ...) se realizan por la mañana para realizar el doblaje por la tarde.

Dentro de unos minutos comenzaremos el calentamiento y las series... desde luego el horario vespertino tiene sus ventajas y sus invonvenientes. De pequeño lo normal es entrenar por las tardes, las clases lo hacen necesario, por las mañanas únicamente los fines de semana, pero con la dedicación exclusiva y en busca de las mejores horas está claro que durante los meses fríos las mejores horas son las cercanas al medio´día, comenzamos los entrenamientos sobre las 11 de la mañana para empezar la sesión fuerte, después del calentamiento, sobre las doce de la mañana, una buena hora si ha salido el sol en inivierno para que caliente un poco.

Las pegas del entrenamiento fuerte por la mañana son que hay que despertar al cuerpo, aunque uno se acostumbra a todo y en mi caso he realizado grandes entrenamientos a primeras horas de la mañana, pero está claro que por la tarde el cuerpo está más activo y preparado para grandes prestaciones. Por otro lado tiene sus ventajas ya que al realizar el entrenamiento fuerte por la mañana puedes regular en el doblaje o el complemento de por la tarde, si estás muy cansado, a pesar de una pequeña siesta, pues toca levantar el pie, si e han sobrado fuerzas se puede rodar más o más rápido ya que está la noche por medio antes del siguiente entrenamiento.

Por la tarde, la ventaja principal es la predisposición al ejercicio, el cuerpo está activado al 100% y dispuesto a lo que le echan, sin embargo hay dos inconvenientes, desde mi punto de vista, por un lado el doblaje se realiza por la mañana, por lo que hay que ir siempre con el freno de mano echado para no hipotecar el entrenamiento verpertino, y por otro lado realizamos el gran esfuerzo por la tarde, cerca del descanso nocturno, por lo que eso infuirá en que nos pueda costar más conciliar el sueñlo, tanto por una mayor actividad corporal por la recuperación del entrenamiento, como por que tenderemos a cenar más para recuperar energías para el día siguiente, por lo que la digestión es más pesada y también influirá en que nos cueste más coger el sueño. Esto además empeora en verano ya que la hora de entrenamiento se retrasa hasta acabar el entrenamiento hasta las 9 o más de la tarde.

Bueno, ya os contaré como ha ido el entrenamiento, aun no se que me toca.

Un saludete