Sígueme en #Youtube

miércoles, 10 de febrero de 2010

Mi Crónica del Campeonato de España de 10.000 de Avilés

22 julio de 2009

Es difícil escribir cuando uno no se ha quedado satisfecho con una carrera pero bueno, al final, salvo que haya sido un desastre, siempre hay que sacar los puntos positivos de cada prueba aunque medie la derrota o, en este caso, el pinchazo ;-)

Este pasado sábado disputaba mi segundo nacional de 10.000m desde el primero en 2006 que tan buen sabor de boca me dejó.

Este año sabía que mi estado de forma y mis objetivos estarían a años luz pero es difícil contener la imaginación y siempre buscamos algo más. Este año estoy bien, no puedo decir que no, mis marcas y mis entrenamientos me dicen que no estoy mal, pero tampoco estoy a un nivel de forma en el que pueda disputar las carreras, menos aún un Campeonato de España. No sólo no estoy al 100%, dejo esa forma para la media maratón, sino que el volumen de entrenamiento y la continuidad de esta temporada no han sido las mejores con varios parones por lesiones.

El objetivo real debería ser bajar de 29 minutos y luchar por un puesto de finalista, sin embargo los sub29 minutos se convirtieron en 28:45 al colocar el “pitido” de mi reloj como referencia a 1:09 la vuelta… y más rápido aún cuando el ritmo de la cabeza, con unas liebres que no cumplían los parciales de 2:45 solicitados, hacía que apretáramos los dientes por atrás para aprovecharnos un poco de la estela del grupo cabecero con parciales que luego se pagan como 2:47 para el segundo kilómetro o 8:30 para el tresmil.

Pero claro, eso en caliente es difícil de ver. Debo reconocer que me pudieron las ganas, las sensaciones eran buenas aunque no increíbles, pero eso pasa siempre en los inicios. A partir del tercer kilómetro, ya descolgados del grupo de cabeza, los relevos con Barzola, hasta que se paró el argentino, y con Gamonal fueron continuos, prácticamente cada 400m, sin embargo yo pequé de ambición y mientras mis parciales se iban sobre 1:08 la vuelta ellos, más conservadores o inteligentes, cedían hasta 1:10. Como resultado firmamos los kilómetros 4º, 5º y 6º en 2:53 cazando a Fernando Rey a los portugueses y acercándonos mucho a Javi Guerra que venía pinchando del grupo cabecero.

Sin embrago en el 7º kilómetro se encendió la luz de alarma, mi relevo no fue tan intenso porque ya no podía, 2:55 el 7º mil, 20:05 para el acumulado y empecé a ceder metros con Gamonal al paso por meta a falta de 7 vuelta… 7 vueltas que se me hicieron muy duras.

2:58 y 2:59 para los dos siguientes miles, muy hundido, Guerra aumentaba de nuevo la ventaja y por detrás me cazaba justo antes del 9º km Ricardo Serrano. Siempre es duro perder posiciones y no quería mirar hacia atrás para no ver quien más venía, había que sufrir pero ese último mil ya metí una vuelta en 1:12… menos mal que al sonido de la campana siempre puedo despertar el que llamo yo, mi corazón de mediofondista y en progresión aunque acabando fuerte el último 150m pude recortar segundos, impedir que me cazaran por detrás Núñez y Carretero y romper la barrera de los 29 minutos con lo que maquillaba algo el resultado.

El esfuerzo fue muy grande, aunque muscularmente no acabé tan tocado como hace tres años, orgánicamente lo había dado todo. Las sensaciones son mejores cuando se corre un puntito por debajo y se tienen fuerzas para acabar fuerte, pero cuando se va algo por encima del ritmo, se pinchan 3 kilómetros y se tiene que acabar dándolo todo la fatiga es tremenda.

La verdad es que la carrera, en general, fue una gran alegría en muchos aspectos, siempre digo que cada corredor tiene sus metas por las que luchar por lo que todo el mundo puede vencer. Alguno me olvidaré y otros necesitarán más ánimos porque no les salió como esperaban pero ahí dejo algunas notas positivas:

Castillejo consiguió su primer Campeonato de España de 10.000m y pudo dedicarle el triunfo a su madre que estaba presente y cumplía años.

Penas se benefició del ritmo inicial, más sosegado de lo previsto, para como me dijo unos días antes que podía hacer, romper la barrera de los 28 minutos y hacer de largo la mínima B de Berlín. Espero que le lleven.

Gamonal reapareció en un año que no ha sido muy bueno ya que el trabajo no le ha dejado entrenar en condiciones pero que en esta carrera ha visto como el esfuerzo acumulado y el no tener presión a veces suple los entrenamientos más duros.

Ricardo Serrano que parece que deja atrás sus molestias en el Aquiles y que será un duro rival, como Miguel, en la media en septiembre.

Carretero que, habiendo sido padre hace pocas fechas y sin poder preparar el campeonato, exprimió sus posibilidades al máximo casi bajando de 29.

Gazapo que batió su marca personal de largo hasta los 29:32 y que esperemos que continúe la progresión.

Y muchos más

Ahora a recuperarse bien y a dar guerra al nacional de 5.000m en Barcelona el 2 de agosto dónde el objetivo será entrar de nuevo entre los 8 primeros de la final, puesto de finalista en el Campeonato de España ;-)


También quiero destacar la carrera de Amaya, en la prueba femenina. Las últimas semanas no ha entrenado en las mejores condiciones. No hemos podido completar entrenamientos largos para el 10.000m y los ritmo por debajo de 3:30 le costaban más de la cuenta por lo que una gran sombra sobrevolaba sobre su actuación.

Para prevenir males mayores decidimos de mutuo acuerdo unos tiempos de paso y de referencia a 3:45 el mil, marca personal suya en pista en su segundo 10.000m.

De salida, ya al primer paso por meta marchaba última descolgada del grupo y acompañada por Beatriz Molina a la que superó en el 500m para intentar unirse al grupo cabecero. En ese mismo instante el grupo aceleró evitando que Amaya pudiera conectar y ese fue su sino toda la carrera, sola, en tierra de nadie y con un primer parcial de 3:35 para el primer kilómetro.

Yo le iba tomando los parciales desde fuera de la pista mientras calentaba, 3:35, 3:42, 3:47, la progresión me daba mala espina y me temía lo peor, sin embargo Amaya se acomodó al ritmo de 3:45-3:47 y firmó en solitario todos los kilómetros a ese ritmo hasta el 7º en un gran esfuerzo de concentración y ganas que tuvo su recompensa. Aunque los kilómetros 8º y 9º perdió un poco el ritmo cayendo a 3:50 el último kilómetro apretó de nuevo para firmar un tiempo de 37:33, prácticamente lo pactado y con una gran alegría para Amaya que sabía lo que le había costado hacer esa marca en solitario, en pista, 25 vueltas. Enhorabuena Amayita!!!!


Mis parciales (Las décimas ya las pondré)
1º 2:52
2º 2:47
3º 2:50 (8:30)
4º 2:53
5º 2:53 (14:17)
6º 2:53
7º 2:55 (20:05)
8º 2:58
9º 2:59
10 2:52