Sígueme en #Youtube

miércoles, 10 de febrero de 2010

Meetines en Bélgica, esos desconocidos

02 julio de 2009

Normalmente, como atleta, los viajes al extranjero, por lo menos en mi caso, a parte de alguna visita a nuestro país vecino como es Portugal, ha surgido fruto de campeonatos internacionales para los que, desde la categoría juvenil, conseguía la clasificación.

Dichos viajes están organizados por la Federación Española, el Consejo Superior de Deportes o, en el caso de las Copas de Europa de Clubes, por el propio club, por lo que, más o menos, eran como una viaje con un paquete turístico en el que el transporte, las comidas, el alojamiento y todo eso está más o menos decidido.

Diferentes son los viajes a meetines en el extranjero. Por suerte o por desgracia en España contamos con un circuito de pruebas muy amplio a nivel nacional y con gran cantidad de pruebas durante la temporada estival, a pesar de lo que se piensa. Esto hace que los deportistas, sobre todo aquellos de un nivel medio descarte en muchas ocasiones participar en meetines fuera de nuestras fronteras. Es algo que me han transmitido en varios sitios a los que he ido a competir en el extranjero y, viendo la participación foránea en dichas pruebas es cierto, es difícil encontrarse a un español en el circuito europeo que no sean pruebas del máximo nivel.



Pablo Villalobos disputando la parte final de la prueba en la que fue 2º con 13:37 en los 5.000m en Ninove en 2005


Con el empuje de las aerolíneas de bajo coste y los vuelos internacionales creo que los desplazamientos pasan a un segundo plano. Desde mi punto de vista, si se programa con tiempo, no hay diferencia de corte, para atletas de nivel medio, por ejemplo que quieran correr en las mínimas de Campeonato de España absoluto, de tener que pagarse el alojamiento y desplazamiento para correr la serie B de algún meeting español como Huelva, Málaga, Zaragoza, etc, que hacer lo mismo para competir en un meeting en Bélgica, Holanda, Alemania o Italia. Está claro que el idioma y el desconocimiento de dichas pruebas y circuitos nacionales de pista de dichos países es un handicap pero por eso me he animado, antes de viajar este fin de semana al meeting de Oordegen, en Bélgica, perteneciente a la Flanders Cup (Circuito de meetines nacionales belgas en pista) para que ese handicap de la información se vaya superando.


Pero comencemos por algunos porqués y algunas razones que hacen que estas pruebas centroeuropeas tengan un buen nivel y sigan siendo la columna vertebral del atletismo europeo y en parte mundial.

- Por un lado está las distancias. Acostumbrados a España dónde un atleta del sur o del norte del país tiene que recorrer grandes distancias para desplazarse a una competición, en esta zona de Europa, un triángulo de 300km a la redonda con centro en Bruselas abarca dicho país al completo, Holanda, Dinamarca, Luxemburgo, parte de Alemania y Francia y las buenas comunicaciones nos hacen estar a tiro de Piera de Gran Bretaña, países nórdicos Italia, Austria, etc.
- La temporada atlética mundial se centra en Europa en los meses de junio-julio. En EEUU tras los Trials se acaba el Track and Field así que los que tienen que ir al Mundial o JJOO de turno y los atletas que quieren seguir compitiendo tienen que venirse a Europa estableciendo sus centros de entrenamiento y logísticos en estos países. Al igual ocurre con la mayor parte de los atletas de nivel centroamericanos, africanos, asiáticos (Japoneses sobre todo) y oceánicos (Neozelandeses y Australianos) con lo que dichas pruebas se convierten en un hervidero internacional.

Con todo esto nos encontramos con que en estas pruebas, en teoría de nivel nacional, tienen realmente, en ocasiones, nivel internacional, pudiendo aparecer en ellas atletas de talla mundial que realizan “stages” de entrenamiento en la zona y deciden participar en dichas pruebas como tests o entrenamientos o atletas de buen nivel pero que no entran en Golden Leagues y Supergrande Prix y hacen la ruta por todas estas pruebas costeándoles la organización el alojamiento encadenando un meeting con otro de un país a otro durante periodos de hasta un mes y medio y compitiendo prácticamente dos y hasta tres veces por semana.


A esto hay que añadir que las pruebas, por lo menos las que conozco en Bélgica, pertenecientes a la Flanders Cup, tienen una organización muy especial que hacen que ese día sea una fiesta del atletismo en la pista.

Suelen ser días de competición en el que se disputan pruebas en la pista desde las 12 de la mañana hasta las 12 de la noche, sin exagerar. Pero con una distribución muy lógica y ágil del horario.

Las pruebas suelen comenzar a media mañana con pruebas de niños y niñas y escolares, normalmente un par de horas de dichas pruebas con disciplinas sobre todo de velocidad, medio fondo y concursos.
Sobre las 14:30-15:00 se inician las pruebas o series de velocidad (100, 200, 400 o vallas según se programen) De dichas pruebas, según las marcas conseguidas se configuran las series finales A y B normalmente.
De 17h a 19h30, en el horario extra, en del meeting, se disputan las finales A y B de velocidad, las series A de medio fondo y fondo y los concursos absolutos concentrando en esas dos horas y media las marcas y atletas de mayor calidad para los espectadores.
A partir de las 19:30 se inician, al mas puro estilo control de la FAM pero con los horarios marcados y sin retrasos, series B, C, D, E, F, y las que haga falta de las pruebas de medio fondo y fondo hasta, a veces, las 12 de la noche organizadas según el nivel de los atletas y muchas de ellas con liebres. He llegado a ver 4 series extras de 1500m femeninos como ejemplo en algún meeting.


Muchos pensaréis que vaya tostón 12 horas en la pista, que eso no hay quien lo aguante. Bueno, eso también es algo especial.

Para empezar la inscripción a las pruebas o la entrada suelen costar dinero, alrededor de 3 € por persona, con lo que se hace algo de caja ya que la pista se pone a reventar de atletas y de público.

Alrededor de la pista, sobre todo si hace un buen día, crecen como setas carpas, mesas, merenderos y pequeños bares y barbacoas que están todo el día a tope de públicos y deportistas que ya han competido comprando comida y bebida y te puedes tomar tranquilamente una jarrita de cerveza con una hamburguesa sentado en una mesa a pocos metros de la calle 8 de la pista mientras disfrutas de las pruebas. A todo esto sumar una megafonía con música y animación muy correcta y una secretaría muy ágil con los resultados y elaboración de las series.


Y si encima hay buenas carreras y se puede hacer marca, teniendo en cuenta que el clima es más suave en esta zona respecto a España para las pruebas de medio fondo y fondo, pues que más queréis que os diga ;-)


Bueno, os puedo poner un ejemplo, año 2005 en el meeting de Ninove, celebrado en la misma pista donde correré este sabado, con el bar de fondo a las 10:30 de la noche se seguían disputando purbebas en la pista y mucha gente seguía en la pista como si estuvieran de terracitas por la noche, viendo animando y pasando un buen rato. Y bueno, conociendo gente como nuestros amigos los keniatillas je je je

http://www.youtube.com/watch?v=X5bPHSv9Qpg



Foto con nuestros amigos keniatas y algunos de los directivos del club que organizaba el meeting de Ninove (BEL) en 2005

Link a los meetings de la Fladers Cup 2009 donde podréis ver las webs de cada meeting y consultar los resultados de otras ediciones para que veáis el nivel de las pruebas:
http://www.val.be/?mnuid=469

O el listado de inscritos en el Meeting de este sábado en Oordegem
http://www.memorialbuyle.be/indexES.php?pagina=deelnemersES