Sígueme en #Youtube

lunes, 1 de febrero de 2010

El atleta eterno

21 mayo de 2008

Suelo respetar lo que escriben los demás, pero bueno, en este caso voy a cortar y pegar una carta de un atleta que más que conocido, le admiro. Hoy cumple 30 años corriendo, un día menos que el total de mi vida, aunque intentaré emularle y con el tiempo llegar a sus méritos atléticos. Porque para las personas pueden contar más los méritos atléticos, pero para los atletas cuenta más la vida deportiva, las muescas ganadas a base de kilónmetros y de competiciones en las piernas y en eso Sergio aún me gana de largo.

Sergio Fernández Infiestas es una institución en el atletismo madrileño que casi es decir en el español. Su figura sobresale, aunque no por su volumen, en las pistas del INEF de Madrid casi todos los días, los que no, seguro que surcarán la casa de campo o cualquier otra zona de Madrid donde se practique a gusto nuestro deporte, nuestra aficción.

Sergio ha hecho de la carrera a pie su forma de vida, su ideal de superación hasta hoy en día, cuando la superación es no correr más lento que el año anterior, correr cada día y no lesionarse.

Mi más sincero agradecimiento por su ejemplo y Ójala los jóvenes de hoy en día le tuvieran como ídolo a imitar, por lo menos seguro que lo será para los jóvenes corredores.




De Sergio Fernández Infiestas:

"Hoy, a estar horas, hace treinta años ¡¡30¡¡, increíble, estaba disputando la primera carrera de mi vida; me había puesto por vez primera un dorsal en mi pecho...hoy hace 30 años se celebraba la primera edición del Maratón Popular de Madrid.....Sin saberlo, sin pretenderlo, aquella mañana, repito, a estas mismas horas, estaba poniendo la semillita para convertirme , años después, en un atleta: modesto, pero atleta....
Tengo recuerdos imborrables de aquella mañana, al principio soleada pero luego tormentosa ¡¡lo que nos llovió hacia el km.35...por Recoletos era terrible¡¡...Mi hermano y cuatro amigos más (con los que llevaba años jugando al tenis) nos lanzamos a aquella aventura sin tener ni puñetera idea de lo que iba aquello...Yo me puse mi zapatillas de tenis (cada uno con la vestimenta del deporte que practicaba..incluso recuerdo como alguno salió con sus botas de futbol, con los tacos sonando en el asfalto...que burrada¡¡¡), unos pantalones de nylon y una camiseta que me había comprado en el Corte Inglés y para el Paseo de Coches del Retiro que nos dirigimos todos...Mis colegas y yo teníamos pactado ir juntos y pararnos un ratito a descansar en el kilómetro 21 (creo recordar que estaba en el Puente de los Franceses) pero cuando llegamos a ese punto tanto mi hermano como yo decidimos continuar sin parar intuyendo que si lo hacíamos nos costaría mucho volver a correr...así que con gran enfado de mis amigos nosotros seguimos hacía la meta...mi hermano aflojó el ritmo en la M-30 y yo seguí en "solitario" hacia la meta.....terminé en 4h.04 y mi hermano en 4.26......fuimos al coche a cambiarnos volviendo al Paseo de Coches del Retiro cuando se llevaban más de 5 horas....no te puedes imaginar la cola que había para entrar....la gran masa estaba entrando entonces....Treinta años ya....y lo que empezó como un reto entre amigos (yo creo que así fue para la mayoría de los que corrimos aquel año), con los años terminó siendo una forma de vida, una pasión, una obsesión..una actividad que, en mi caso, ha estado por encima de todo y de todos, que a tantas cosas me he hecho renunciar pero que tantas satisfacciones me ha aportado, que a tanta gente me ha hecho conocer y a tantos sitios viajar.....Ahora ya soy un viejo corredor que se resiste a la evidencia el paso del tiempo, a la perdida de facultades, que lucha por no perder la ilusión y que seguirá sí el tiempo que pueda, que si las lesiones no lo impiden será por mucho tiempo....
Treinta aniversario, más de media vida en mi caso, muchas decenas de miles de kilómetros (más cerca de los 200.000 que de los 100.000), muchas sesiones de entrenamiento, muchos amigos que me han acompañado en esta singladura, los de mi época que ya claudicaron y los jóvenes que a día de hoy me dan energías, compañía, amistad en suma.....El Corredor eterno,, el Atleta Eterno......que así sea. Un abrazo..Sergio Fernández a 21 de mayo de 2008"