Sígueme en #Youtube

lunes, 20 de febrero de 2017

Mi cónica del Campeonato de España de Maratón – Castellón 2017

Esta crónica me gustaría que fuera especial, tanto como lo fue el día de ayer en Castellón en el que sumé mi segundo título de campeón de España de maratón, pero como suele pasar, lo mejor es contar la historia desde el principio.



Allá por el mes de octubre, aún con los dolores en las piernas de mi primer “ultra” de montaña (Grand Trail Les Templiers 76km +3000m), tocaba empezar a sentar las bases de los objetivos de 2017. 

La montaña centrará esos objetivos alternando entre los campeonatos oficiales de la FedME (Federación de montaña) y la RFEA (Atletismo), con el objetivo de intentar estar en el Mundial de la IAAF en la Toscana en junio y algunas pruebas de montaña de prestigio o que me interesan a futuro como la MiM en cuyo recorrido se disputará el mundial IAAF de 2018 sobre la distancia de 50 millas (80 y pico kms) o la UTMB en su prueba más corta de 55km.


Tengo claro que mi nivel deportivo y mi nivel de exigencia en los entrenamientos no es el de hace unos años, ni cuando estaba al 100% de dedicación en la pista entre 2002 y 2008 ni cuando di el salto al maratón de 2010 a 2015. Pero también soy consciente de que mi fuerte en la montaña es “correr”, bajando me defiendo y subiendo me cuesta aún, pero en cuanto el terreno se hace “corrible” poder avanzar con facilidad a ritmos en torno a 4’/km en pruebas de más de 4h de duración es un plus, por ello, el objetivo en este inicio de temporada era hacer una minitemporada de ruta.


No prepararía un maratón, sería un entrenamiento mixto más pensando en un 10km o una media, pero con una tirada semanal por la montaña, y en eso hemos estado desde noviembre con promedios de kilometrajes entre 120 y 150km/semana.


En Granollers me hubiera gustado llegar más fino, pero con algo de fatiga (155km esa semana) pues tampoco nos vamos a quejar de esa 1h07 largas acabando el 11º del Campeonato.


En Castellón el objetivo inicial era hacer una tirada larga con dos opciones: correr 30km con el grupo que se suele montar a ritmos un poco por encima de 3:20 o hacerla entera, para puntuar por mi equipo AD Marathon, a un ritmo más suave, sobre 2h25, un buen entrenamiento de calidad para la montaña pero que no me dejara "tocado" muscularmente muchos días.


Sin embargo, una vez cerradas las inscripciones del Campeonato de España, hace un par de semanas, veo que ninguno de los grandes espadas actuales del maratón español es de la partida, todos van a abril apurando sus opciones en el campo a través. La inscripción más destacada la de Enrique Fernández Pinedo, 2h15-2h16, por lo que creo que si planteo el maratón a tope puedo estar peleando por una medalla. No es algo que haya que desdeñar, ni a nivel individual, ni por el equipo, y desde luego es una motivación extra para afrontar el maratón.


Con esas expectativas llegamos a Castellón, me obligo a descansar un poco más de lo previsto, pero hasta el jueves caen 85km con unos miles ricos el martes conJavi Guerra en el artificial de la Blume, así que toca descanso total viernes y sábado buscando algo de frescura muscular. Sabía que lo pasaría mal ya que en los últimos meses no he realizado ningún entrenamiento de más de 20km seguidos en asfalto, la clásica tirada larga (Sí por montaña) y mucho menos de alta intensidad como suelo hacer 2-3 en cada preparación de maratón.


Mención especial para el alojamiento, recomendación 100% para los que vayáis próximos años a correr el maratón de Castellón, Hotel Luz, a 300m de la salida/meta, a 50m de la estación de bus/tren de Castellón y con habitaciones amplísimas (Para los que vayan con familia como nosotros) y comida excelente, todo buenísimo y nos quedamos con las ganas de probar los menús que no fueran los del corredor, tienen muy buena cocina. El trato estupendo.



Pero a lo que íbamos, una vez en Castellón estaba claro el panorama, grupo de 6 atletas kenianos y ugandeses que irían a por todas, alguno pincharía como suele pasar, Kike Fernández Pinedo con su liebre saldría sub2h20 y yo me quedaría en el siguiente grupo probablemente con Miguel Ferrer, Manuel Santiago, Félix Pont y quizás algún compañero más de viaje.




El guion se cumplió a la perfección los primeros 15kms. Los africanos disparados, Kike abriendo hueco desde el inicio, y en nuestro grupo, los cuatro mencionados, aunque Miguel Ferrer se nos descolgó en el avituallamiento del km5.

El siguiente grupo al nuestro era nutrido encabezado por Nacho Cáceres y un auténtico despliegue del Cárnicas Serrano, no en vano se hicieron con el título por equipos, por lo que tampoco había que dormirse así que rápidamente comenzamos a concertar relevos para mantener un tempo sobre los 3:20/km

Tras el paso por el Campus de la Universidad Jaume I, un par de kilómetros de bajada para cumplir el km10. En esas zonas de falso llano en descenso me encontraba muy bien y sin querer tensaba el ritmo por debajo de 3:15/km.


A partir de ahí me di cuenta de que Kike no se distanciaba, el parcial del 10 al 15km mantuvimos la distancia sobre 20” por lo que cuando enfilamos hacia la zona del "Grao", 4km en recta y ligero descenso, me puse a lanzar el grupo a ritmos sobre 3:15 limando segundos respecto a Kike y su liebre. Félix y Manuel aguantaron el tipo en un parcial bastante rápido en el que las diferencias con el que marchaba hasta ese momento como primer español en la prueba, se iban reduciendo hasta el km20 en el que conseguí conectar y al poco Félix y Manuel.

A partir de ahí el guion de mi carrera saltaba por los aires, la liebre de Kike se paró en el medio maratón, que pasamos en 1h09:45, por lo que afrontábamos los 4km de vuelta hasta Castellón, en ligera pendiente, un grupo de cuatro corredores que nos jugábamos las tres posiciones del podio.

Ahí se frenaron todos los relevos y comenzó la estrategia. Kike asumió el peso de la prueba, pero por momentos el ritmo algún parcial a los 3:30/km y por encima.

A pesar de ello Manuel Santiago pierde contacto a mitad de la vuelta hacia Castellón por lo que llegamos al 25km el trío que se jugará el podio. El ritmo sigue siendo tranquilo, aunque los kilómetros van pesando en las piernas. Las sensaciones son mejores que en Valencia cuando hice de liebre a Marta Esteban, dónde ya en el km15 iba con los gemelos como piedras, muscularmente iba algo mejor y aeróbicamente mucho mejor, así que sólo tocaba esperar el ataque de Kike, era lo que esperaba.



Pasado el 30km parece que empieza a moverse y un pequeño acelerón hace que Félix pierda unos metros, el valenciano es muy persistente y aunque nos escapamos aguanta el tipo, nuestra referencia le sirve para asegurarse el puesto en el podio y nuestro ritmo vuelve por momentos a los 3:20-3:25 y los kilómetros siguen pasando.

Félix Pont parece que pierde contacto pasado el km30



Kike sabe que al final puedo correr rápido, fresco en la memoria tengo el final de la Behobia-San Sebastián de 2014 cuando le disputé el 2º puesto de la prueba a él y a Alex Martínez y conseguí vencerles en esa larga recta final. Sabía que tendría que intentarlo por lo que según pasaban los kilómetros, a pesar de mis dudas y mi fatiga, sabía que si no lo intentaba era porque no iba seguro de las suyas.

El desenlace se acercaba, pasaban las referencias, 35km, 37km, 39km y entramos en los dos kilómetros finales dónde ya comenzamos a medirnos codo con codo en los últimos giros del recorrido por la parte más céntrica de Castellón y tras un parcial de 3:40 el ritmo comenzó a incrementarse.

Los nervios aumentaban y mezclados con la fatiga daban cierta sensación de inseguridad, no sabía cómo reaccionaría a un cambio de ritmo fuerte de un sprint final, cuando de repente nos vimos en las inmediaciones del parque de la Revuelta, dónde estaba la meta, teníamos que subir por un lateral, girar a la izquierda y bajar por la avenida del parque hasta meta, no restarían más de 500-600m así que decidí lanzar el ataque, ya que Kike no parecía querer hacerlo. De primeras abrí unos metros pero Kike también cambió de ritmo y la ventaja no sería definitiva, casi 42km en las piernas y ese cambio fuerte en ligera subida hacían que las fuerzas flaquearan, llegué a la esquina del parque con ventaja pero no parecía definitiva así que cerré los puños y volví a cambiar todo lo que pude para volver a girar a la izquierda y enfilar la bajada hacia la meta, últimos 200m, las piernas ya me fallaban, pero por el rabillo del ojo veía que el hueco era definitivo, había que llegar a meta como fuera. Los últimos 100m fueron una mezcla de sensaciones de dolor muscular y alegría por la victoria que, hacía unas horas ni siquiera me planteaba.

El AD Marathon hizo pleno en Castellón con dos atletas y dos victorias individuales, Clara Simal, en su debut en categoría femenina y Pablo Villalobos en la masculina.


El crono era lo de menos, 2h21 largas, está claro que no era Sevilla en 2011, pero ese no era el objetivo hoy, aunque estoy seguro que si Kike me hubiera hecho correr la segunda mitad hubiéramos podido doblar el tiempo de la media y estar en 2h18-2h19.


Abrazo con Amaya que me esperaba en meta, con las peques, y muchas felicitaciones y alegría de todos los que me conocen.


Podio individual masculino con Enrique Fernández Pinedo (2º) y Félix Pont (3º)

He corrido multitud de campeonatos de España absolutos, campo a través, pista cubierta, aire libre, ruta, y un título de Campeón de España siempre es complicado conseguir, incluso un podio, sólo tengo, con esta, 6 medallas en nacionales absolutos, dos bronces en 5.000m y 10.000m en pista al aire libre, en Zaragoza y Avilés en 2006, el título de Campeón de España de media maratón en Motril 2009, de maratón en Sevilla 2011, la plata en maratón en San Sebastián 2013 y este nuevo oro que me ha sabido tan bien por lo inesperado y por las buenas sensaciones en carrera superando mis expectativas.


Quizás para los que miran sólo este resultado con marcas de ruta piensen que las marcas han sido pobres, es cierto, pero yo miro este resultado con otros ojos y tengo en la mente el 2h26 que hizo un tal Tofol Castañer precisamente en el maratón de Castellón hace unos años, siendo como es una gran referencia en las carreras de montaña.

Ese es mi punto de referencia y dónde se mueven mis objetivos, ójala consiga transformar ese 2h21 a las pruebas de trail entre 40 y 80km. Por ahora el primer test lo tendremos en cuatro semanas, en Vilaflor de Chasna (Tenerife) dónde se disputará la 2ª edición del Campeonato de España de Trail de la RFEA sobre distancia de maratón, 42km, cuya primera edición, precisamente, en el reventón en La Palma, se llevó el balear Tofol Castañer.

A partir de ahí comenzará la segunda parte de la temporada, ya centrada en el Trail y que se extenderá hasta el mes de octubre con diferentes objetivos como os dejé en este vídeo:




Para acabar, agradecimiento muy especial a mi compañera de viaje, Amaya, que el domingo recorrió sin descanso Castellón con las peques para animarme en todos los puntos que era posible y además conseguir algunas imágenes con las que vestir un vídeo y un resultado muy emocionante





Y a todos los que se alegran por esta victoria, gracias y seguiremos disfrutando ;-)









Track en Strava




Clasificaciones del Campeonato de España




Historial de ganadores del Campeonato de España de Maratón



Mis zapatillas en el Maratón de Castellón, un modelo especial de las ASICS DS Racer para los JJOO de Río2016 que no pude usar allí y que han vivido su maratón. Ya se pueden retirar tranquilas