Sígueme en #Youtube

viernes, 1 de mayo de 2015

El limbo de los derechos laborales del deportista resuelto gracias a los derechos de TV del fútbol español


Como ya expuse en el artículo "El deportista profesional individual: La asignatura pendiente del deporte español" los derechos laborales de los deportistas españoles se encontraban ignorados en un limbo, en un vacío legal que los dejaba en una situación casi de desamparo.

El deporte de alto nivel, de interés para el Estado como se explicita en la Ley del Deporte 10/90 de 15 de octubre, la misma que limita la posibilidad de establecer relaciones laborales entre deportistas y federaciones deportivas, aquellas que son responsables, precisamente, del desarrollo de ese deporte de alto nivel.


En este día del trabajo de 2015, uno de mayo, nos llega una noticia muy interesante. Ayer, 30 de abril, en el Consejo de Ministros, se aprobó el Real Decreto-Ley que regula los derechos de televisión del fútbol español (Ligas profesionales 1ª y 2ªA).

Y pensarán ustedes ¿qué tienen que ver los derechos de TV de los clubes que conforman la liga española de fútbol con los derechos laborales de los deportistas de alto nivel de nuesto país?


Pues, según esta regulación, que ha tardado en parirse varios años y que ha provocado una "guerra" soterrada en el fútbol español (Liga, federación, CSD, clubes, hacienda, ...) un porcentaje de lo que se negocie de forma conjunta por dichos derechos a partir de la temporada 2016/2017 irá para cubrir las cotizaciones de los casi 4.000 deportistas de alto nivel que tienen reconocida dicha acreditación según el  Real Decreto 971/2007 de 13 de julio, sobre deportistas de alto nivel y alto rendimiento.



A bote pronto me surge una doble lectura:

POSITIVA

por un lado positiva, por fin, desde la promulgación de la Ley 10/90 del deporte español y de la creación en 1996 de la figura del Deportista de Alto Nivel, se consigue una de las peticiones más reclamadas por los deportistas: Que su dedicación al deporte con la consecución fnal de éxitos para el deporte español a través de su participación en la selección española tuviera un retorno al deportista que le pueda ayudar en su futuro personal.

Para un deportista de alto nivel que, normalmente, por su juventud y por su dedicación intensiva al deporte, suele dejar de lado o realentizar su carrera profesional, saber que, al menos, los años que pase dedicado al deporte de alto nivel no caerán en balde, que computarán como cotización a la Seguridad Social, que tendrá coberturas sanitarias y, según como se establezca esta cobertura, incluso de derechos como puedan ser prestaciones por desempleo al final de su carrera deportiva, cobertura por enfermedades profesionales, incapacidad permanente y total, etc, que ahora mismo para la gran mayoría de los deportistas españoles era impensable.



NEGATIVA

Y por otro lado negativa, y es que se haya tenido que esperar a esta "guerra" por los derechos de TV y la situación del fútbol española para poder acceder a los recursos necesarios para llevar a cabo estas medidas.

Estamos hablando de un montante que podría rondar el millón de euros anuales con el que, desde el año 1996 se podría haber puesto en marcha una medida que diera sostén y visiblizara los derechos laborales de los deportistas de alto nivel españoles. Tras casi 20 años, 25 desde la Ley del Deporte, no se ha encontrado justificación para sacar de los presupuestos dicha cuantía y ahora tampoco, sólo a través de la "solidaridad" de los clubes de fútbol de 1ª y 2ª división española que cederán un pequeño porcentaje de sus derechos de TV para ello.


En resumen, una noticia positiva y alentadora, dar las gracias a los clubes de fútbol españoles (Ahora muchos deporistas que los critican deberían tener otro punto de vista) pero que, como suele pasar y desde el punto de vista político, llega por donde no tendría que venir y de la forma que deja mucho que desear.


Por lo tanto me atrevo a pedir o reclamar dos cosas:

1º  Que dichos derechos de cotización que se desarrollen a partir de ahora para los más de 3.800 deportistas de alto nivel en vigor se abonen y reconozcan también para los más de 10.300 deportistas de alto nivel que, desde el año 1996 han ostentado dicha condición por los años que lo haya hecho, por lo tanto pido un efecto retroactivo de la medida que debería haberse implantado desde el inicio de la existencia de esta figura.


2º Que, más allá de los deportistas con la condición de Deportista de Alto Nivel, se amplíe esta fórmula para todos los deportistas de alto rendimiento que se encuentran, durante una gran parte del año/temporada en concentración permanente con sus selecciones nacionales ya sea en centros de alto rendimiento como por cuenta de federaciones nacionales.



Un saludo y feliz día del trabajo.