Sígueme en #Youtube

jueves, 6 de noviembre de 2014

La carrera de tu vida - Reality Show en zapatillas con Chema Martínez

Ayer se estrenó el programa "La carrera de tu vida", un reality Show en Telemadrid comandado por mi compañero Chema Martínez.


La verdad es que desde hace un tiempo tenía ganas de ver un programa como este y ver qué cadena y en qué formato se arriesgaba a ello.

No me considero un crítico televisivo y menos en realities que no suelo seguir casi ninguno, sólo me han enganchado los que tenían un punto de aventura como Pekin Express o Desafío en el Himalaya de Jesús Calleja, así que la verdad es que el primer programa me ha gustado con retos interesantes para algunos de los participantes y una puesta en escena viva para mantener la atención de la audiencia.





Pero lo que más me ha interesado es el mensaje que envía este programa a la hora de utilizar el deporte como palanca de cambio en nuestras vidas.

Casi todos tienen una motivación inicial muy ligada a la pérdida de peso o la estética, por suerte, cuando vayan evolucionando y descubran los beneficios y buenas sensaciones que les traerá el hábito de realizar un ejercicio físico como la carrera, seguro que no será esto lo principal que les enganche y espero que para muchos de los participantes, este sólo sea el inicio.

Veo en muchos de ellos reflejadas miles de historias análogas que, sin cámaras y sin Chema Martínez dando consejos, se han vivido por cientos, por miles, estos años en España.

Muchas personas, cada vez más mujeres, que pierden el miedo a ponerse unas zapatillas y con la guía o el apoyo de un amigo, compañero de trabajo, cuñado/a, pareja, hermano, etc, y se lanzan a una aventura que les cambiará la vida y a mejor y no sólo porque pierdan peso o porque acaben una prueba de 10km, sino por los hábitos de vida saludables que van a generar y es que comenzar a hacer deporte te puede salvar la vida.

Enhorabuena por el programa y espero que, aunque sólo esas 8 personas comiencen una nueva vida gracias a correr o al running o a como le quieran llamar, ya habrá merecido la pena ;-)