Sígueme en #Youtube

lunes, 27 de octubre de 2014

Pablo Villalobos 7º en los 10km Socuéllamos. La crónica

Tras un inicio de temporada mejor de lo esperado en los 10km de Aranda de Duero la verdad es que esperaba que en Socuéllamos, con unas semanas más de entrenamiento en progresión y con un buen plantel de atletas en la línea de salida para poner las cosas difíciles y exprimirte, cuajar una buena carrera. Finalmente no fue un buen día y me tuve que conformar con ver los toros desde la barrera deportivamente hablando, sufrir 10km a ritmos que pensaba que tenía que correr sin muchos problemas y pensar en seguir adelante sumando entrenamientos.

El día en Socuéllamos, aunque con algo de viento, era propicio para poder correr bien: buena temperatura acercándose poco a poco a los 20 grados y la salida a las 10:30 de la mañana.

Cuando dieron el disparo de salida los más de 1000 corredores que se daban cita en la prueba nos lanzábamos a por el sinuoso circuito de los 10km de Socuéllamos. Las sensaciones eran de ir rápido aunque, en cabeza, un nutrido grupo de atletas peleábamos por el puesto en las curvas. Estábamos todos, en el primer kilómetro nadie quería ceder... y tampoco se impuso un ritmo para ello ya que marcamos ese primer mil en 2:59.

Grupo de cabeza a 200m de la salida en los 10km de Socuéllamos

Ahí ya comenzaron a no cuadrarme las cuentas, arropado por el grupo en la parte media y trasera del mismo, más de diez atletas en liza, me sentía pesado, como sin fuerzas, las piernas no reaccionaban al contacto con el asfalto y, aunque no iba excesivamente forzado si que notaba que no podía ir mucho más rápido.

Panciencia, pensé, lo mismo en un par de kilómetros las buenas sensaciones vuelven, pero parciales de 3:02 y 3:00 para los siugientes kilómetros no mejoraron las sensaciones. Viendo que no iba a ser el día me coloqué a cola de grupo para guardar fuerzas, pero a partir de ese tercer kilómetro, antes del paso cerca de meta para iniciar las segunda vuelta al circuito, el grupo se rompió. 8 atletas se me escapaban mientras yo me quedaba con la compañía de Ismael Quiñónez.

Aunque las distancias eran pequeñas me veía peleando por el 9º-10º puesto y con un ritmo que, al cortarnos, comenzaba a decaer.

Iniciamos la segunda vuelta, cazamos a Sergio Mesa, un chico promesa de Cuenca, los primeros kilómetros el viento castigaba al fente del grupo así que decidí resguardarme con él e Isma aunque veía que el ritmo de nuestro grupo se venía abajo. Por delante el grupo se fraccionaba, Nuñez, Jaouad y Pablo López se escapaban para disputar los puestos del podio mientras Chema Martínez, Antonio Cantos y el promesa Ángel Ronco, empezaban a ceder algún metro.

Mi idea era guadar un poco fuerzas y, a partir del km7 que el viento ya soplaba a favor, lanzarme a por ese segundo grupo, pero todo se vino al traste entre el km6 y 7 cuando hicimos un recto en uno de los cruces de la prueba ante la mirada del voluntario de protección civil que nos vio pasar sin decirnos nada. Menos mal que nos dimos cuenta pero sus 20-30m recorrimos y al volver al circuito la distancia con el segundo grupo se había ampliado en 10-15" lo que me desanimó bastante.

Además mis dos compañeros de viaje, promesas también, Ismael y Sergio, no parecía que me lo quisieran poner fácil, así que, pasado el km8 lancé un ataque largo cubriendo el parcial del 8 al 9km en 3' pelados escapándome de su compañía para acabar en 7ª posición a casi 15" de Ronco al que, por lo que cedió al final, creo que hubiera estado cerca de cazar si no hubiéramos tenido ese despiste.


Tras la prueba, buen ambiente en meta con espectadores y corredores disfrutando de las buenas temperaturas, de las carreras de menores y de una bolsa del corredor surtida de buenos alimentos.



Clasificación provisional de los 10km de Socuéllamos.

Desde luego mi resultado no me contenta, Núñez se hizo con una victoria trabajada sin bajar de 30' pero con rivales duros mientars que Chema sigue demostrando que es un todo terreno y que hay que correr mucho para ganarle, ni desiertos ni nada, sigue siendo un atleta capaz de correr en torno a los 30' sin problemas.

A Ismael Quiñónez, con el que compartimos entrenamientos la pasada semana en la casa de campo, le vi fuerte, peleón y con la memte puesta en el campo a través. Dar muchos ánimos a mi compañero Aitor Ramírez, creo que puede haber acusado igual que yo, una semana dura de entrenamientos, pero bueno, Socuéllamos no es el objetivo de la temporada así que a seguir sumando entrenamientos unos para el cross y otros pensando en objetivos futuros en la ruta.

Esperemos que estas dos semanas de "caña" que tenemos por delante me dejen disfrutar de mi esteno en la Behobia ;-)