Sígueme en #Youtube

jueves, 9 de enero de 2014

Conociendo a Kawauchi: Segunda parte


 Tras el post de ayer como aperitivo, vamos al lío con la segunda y última parte.

Por supuesto, como os podéis imaginar, cuando Brett Larner me confirmó por mail que Yuki Kawauchi finalmente vendría a Madrid me presté a acompañarle en algún entrenamiento. Sin embargo, entre la paliza de viaje y los compromisos con la prensa y la organización de la vallecana lo mejor sería intentar programar un entrenamiento para el uno de enero, así que todo quedó pendiente de concretar el día de la carrera.

En previsión del encuentro y sabiendo que el inglés no sería el fuerte de Kawauchi, aproveché la quedada de los Beer Runners del 29 de diciembre para “liar” a alguien que seguro que nos podría ayudar, al gran Shinichi Sasaki, que no pudo negarse al envite.

Shinichi Sasaki en la portada de Runners World elegida por los lectores

Llegó el 31 de diciembre y, como conté en la crónica de mi participación en la San Silvestre vallecana, antes de la salida concreté con Yuki la cita, a las 11 de la mañana en el hotel donde se alojaban en la calle Goya de Madrid.

Comenté a algunos compañeros la oportunidad por si se querían animar, aunque todos me transmitían su “temor” de qué entrenamiento podría hacer Kawauchi, un atleta que corre maratones como churros en torno a las 2h10, después de una prueba de 10km en la que, además, no había tenido un buen resultado. Alguno avanzaba que seguro que se pegaría un rodaje a todo trapo para recuperar kilómetros, porque como no dobla sesiones tienen que correr rápido.

Pues no se en otras ocasiones, pero al preguntarle tras la carrera mientras soltábamos las piernas trotando suave por el césped del estadio del Rayo Vallecano, me dijo que tenía que correr 20km a 5’/km. Le pregunté de nuevo si eran 5’/km no sea que fueran millas, pero no, a 5 minutos el mil ;-)

Así que tranquilicé a Shinichi y Amaya sobre todo con el ritmo de rodaje y nos despedimos hasta la mañana siguiente.

Despedimos 2013 y dimos la bienvenida a 2014, también Kawauchi como lo muestra la foto que compartió el atleta inglés, Scott Overal, que también compitió en la valllecana y a las 11 de la mañana del 1 de enero de 2013 Amaya y yo aparcábamos en la calle Goya junto al hotel dónde, en la acera, ya nos esperaban los protagonistas.


Al final a la partida se unieron algunos atletas más, además de Amaya y Tamara Sanfabio, Arturo Casado no se quiso perder la oportunidad, como estudioso del entrenamiento realizando su tesis doctoral en la que plantea la tesis del entrenamiento deliberado frente a la genética para explicar el dominio de kenya y etiopía en el fondo mundial y que aprovechaba la visita de Leonard Komon a Madrid, ganador de la vallecana y recordman mundial de 10km y 15km en ruta, para pasarle su entrevista/test, el inglés Scott Overall, 6º en la vallecana y buen maratoniano, Rui Silva, el portugués, un clásico del medio fondo que ha debutado en 2013 en maratón y será el rival más duro en Zurich 2014, Álvaro Sánchez, atleta de la AA Moratalaz que se apuntó al leerme en Twitter y los protagonistas japoneses, nuestro Shinichi Sasaki y los atletas Yuki Kawauchi y un compañero que también corrió la vallecana Yosuke Inoue.


Tras los saludos, presentaciones y fotos pertinentes, tocó lanzarse al rodaje. Unos metros escasos hasta llegar al Retiro y a partir de ahí compartimos unas vueltas al circuito clásico de 5km, que sólo en parte va por el perímetro.

Circuito de 5km del Retiro

Al principio respetamos el ritmo Kawauchi, a 5’/km pero pronto sobre todo el inglés Overall y el portugués Silva, que a la postre sólo rodaron un par de vueltas, iban tensando el ritmo sobre 4:20-4:30.

Este pequeño cambio de planes no hizo mella en Kawauchi, pero sí en nuestro amigo Shinichi que, convaleciente de una fascitis y en momento bajo de forma, además estuvo enfermo unos días después, le costaba mantener el ritmo y tuvo que empezara a tomar pequeños atajos, perfectos para tomar sus fotos.
La conversación era continua entre todos, sobre todo en inglés y castellano y algo de japonés entre los oriundos para explicaciones más largas. Entre Shinichi e Inoue iban traduciendo nuestras preguntas, del inglés o el castellano, para que Yuki, siempre después de una buena risa o una sonrisa, contestara.

Álvaro Sánchez, Yusuke Inoue, Yuki Kawauchi, Arturo Casado, Shinichi Sasaki y Pablo Villalobos

Los 20km se pasaron volando y de nuevo, a la puerta del hotel, fotos y despedidas deseando lo mejor. Alguno realizó el entrenamiento del año en kilómetros y alguno más se unió al grupo durante el rodaje al cruzarnos por el circuito como Julio Bardavio o Miguel Macías (Que luego se curró un vídeo fotográfico de la quedada).



Pero lo jugoso, qué nos contó el amigo Kawauchi, la verdad es que Arturo Casado fue el que más atacó para sacarle jugo a su visita y nuestro rodaje y lo resumió bastante bien en algunos tuits.

Kawauchi nos contó sus planes para 2014. Es un atleta que compite para disfrutar y para viajar ya que su condición de funcionario le impide tener sponsors. Tiene sus carreras fijas en Japón porque le gustan o son tradicionales en su calendario. Yuki se plantea 3-4 objetivos al año en maratón y el resto de pruebas las corre como entrenamiento, entrenamientos fuertes pero sin ser los objetivos.

Entrena una sesión diaria de unas 2h normalmente por la mañana ya que trabaja de 12 a 9 de la noche. Suele ir en transporte público al trabajo y tarda unos 50’, por curiosidad y como a veces voy corriendo de un sitio a otro le pregunté si podía ir a trabajar corriendo. Nos comentó que en  alguna ocasión lo hacía, que había unos 20km, como desde mi casa en el Ensanche de Vallecas a la Blume ;-)

Le preguntamos cómo era posible que con ese nivel de entrenamiento fuera capaz de competir tanto, no lo veía especial, a él le gusta competir y no piensa si es mucho o poco, en 2013 entre las diferentes distancias ha competido en unos 30 carreras que, teniendo en cuenta que un año tiene 52 semanas, ha competido bastantes fines de semana seguidos y ya hemos dicho que los 10km no suele ser su distancia habitual, más bien medias y maratones, aunque a veces hace alguna incursión en la pista en los 5.000m o 10.000m
Además debemos tener en cuenta que Yuki, al haber acabado sus estudios y no estar en ningún equipo profesional de los que hay en Japón, no participa en competiciones oficiales y campeonatos de los muchos que se disputan en Japón.

La verdad es que por lo que nos comentaba es una persona que lleva una vida bastante espartana, entrenar, trabajar, comer, descansar y viajar. Está disfrutando del momento y su ilusión es estar en la selección de Japón de los JJOO de Río de Janeiro en 2016, en Londres no fue seleccionado pero sí estuvo en los mundiales de Daegu en 2011 y Moscú en 2013.

Se mostró bastante interesado en nuestros entrenamientos. En Japón cuando termina la época colegial pasa a la universidad, casi todas ellas cuentan con equipos de ruta que compiten a nivel nacional con campeonatos universitarios de gran densidad. Cuando acaban su etapa universitaria los mejores suelen ser tentado por equipos profesionales. Estos equipos, al igual que los equipos universitarios, suelen tener al frente a entrenadores que dirigen el trabajo y entrenamiento de los atletas. La trayectoria típica de un atleta japonés medio es correr en categoría junior 5.000 y 10.000m e incluso debutar en medio maratón para, el siguiente año, con 19 años, dedicarse a la media maratón al 100% y debutar en maratón con 20-21 años, al final de sus años universitarios con el objetivo de llamar la atención y ser fichado por un equipo profesional.
Yuki no siguió ese camino, por lo que se, los regímenes de entrenamiento de los equipos universitarios y profesionales japoneses son bastante exigentes y estrictos, Kawauchi nos contaba que uno de los mejores maratonianos japoneses del momento llega a completar más de 300kms a la semana de entrenamiento. Los volúmenes de entrenamiento son bastante altos y basados en la acumulación de kilómetros en rodajes, no tanto en series y fraccionados.

Yuki, por una lesión y otros problemas, no llegó al nivel deportivo para que los equipos profesionales se interesaran por el al acabar sus estudios universitarios así que su carrera deportiva tiró por otro lado, prepararse sus oposiciones para trabajar como un japonés cualquiera y autoentrenarse en sus ratos libres y competir como un atleta amateur pagando sus inscripciones y gastos de desplazamiento a las pruebas en las que participaba. Los entrenamiento según lo que le venía mejor, menos kilómetros, y así parece que ha llegado a cotas de rendimiento bastante altas sobre todo en maratón.

La verdad es que tras una hora y pico de charla no nos queda muy claro cuál es el secreto de Yuki Kawauchi, el mejor maratoniano amateur del momento, pero lo que nos quedó claro es que disfruta corriendo y disfruta viajando y compitiendo y lo seguirá haciendo mientras las lesiones le respeten y el cuerpo le aguante.

Seguro que le veremos en muchas salidas de maratones y medios maratones.




Enlace a la primera parte del post: http://pablovillalobosextremadura.blogspot.com.es/2014/01/conociendo-kawauchi-primera-parte.html