Sígueme en #Youtube

miércoles, 1 de diciembre de 2010

24 horas con mi corazón - un día de Holter


Ya he comentado en mi Blog el seguimiento medico-deportivo anual que nos realizamos los deportistas de alto nivel con becas en la Blume. Este reconocimeinto médico es bastante exahustivo con gran cantidad de pruebas.

En cuanto al ámbito cardíaco realizamos un electrocardiograma (ECG) en reposo en ayunas, posteriormente una Ecocardiografía en 3D y, finalmente, una espirometría y un test de esfuerzo máximo en tapiz con el ECG conectado.

Pero ahí no queda la cosa, sobre todo con los fondistas o deportistas de deportes de largo aliento o mucho entrenamiento, en los que suele ser habitual que aparezca una "bradicardia" acusada que, a priori es una adaptación funcional y benigna del músculo cardíaco, pero que hay que vigilar para que no se acentúe en exceso.

Para ello, a los que solemos estar en estos casos de "riesgo" nos suelen colocar un aparato durante 24h cada dos o tres años para registrar durante esas 24h la vida eléctrica de nuestro corazón, vamos, un ECG de 24h.

La verdad es que es un poco "rollo" porque tenemos que ir con las pintas de la foto durante esas 24h entrenando, durmiendo, en la ducha, etc.

Yo me lo coloqué el martes al mediodía, después del masaje, y tocó entrenar por la tarde, con trabajo de gimnasio y pesas incluído, y hoy por la mañana, miércoles, series en el artificial, una buena tunda de series que seguro que han puesto a prueba el aparatito ;-)

Después del entrenamiento me lo retiraron y ahora habrá que esperar al informe preceptivo, aunque si no hay noticias en cuestión de 24h es que no hay nada fuera de lo normal y hasta dentro de un par de años en que, si no hay ningúna novedad a nivel cardíaco, no repitamos la prueba ;-)