Sígueme en #Youtube

viernes, 4 de febrero de 2011

Pablo Villalobos y el Gran Premio Cáceres de Campo a Través


Siempre hay competiciones que a un le acompañan durante casi toda su vida. Por suerte, competiciones cerca de sus orígenes y con las que se tiene un sentimiento y un cariño especial a fuerza del roce de muchos años. El Gran Premio Cáceres de Campo a Través es una de ellas para mi.

Aún hoy me sorprendo cuando recorro el listado de todas mis competiciones y descubro que mi primer Gran Premio de Cáceres de campo a través lo disputé hace casi 16 años un 12 de febrero de 1989 en Coria cuando llevaba poco más de cinco meses en las Escuelas de Atletismo del Club Atletismo Almendralejo, en mi localidad natal, y eso del atletismo me sorprendía y me encantaba. ¿Se imaginan un viaje en Autobús Almendralejo-Coria con un montón de pipiolos y pipiolas que no podían estarse quietos un momento?

12/02/1989 2,8km Cross Alevín 1º Coria

11/02/1990 2km Cross 19º Alevín 2º Trujillo

03/02/1991 4,2km Cross 19º Infantil 1º Miajadas

09/02/1992 4km Cross 13:37 Infantil 2º Casar de Cáceres

07/02/1993 5km Cross 17:37 Cadete 1º Malpartida de Plasencia

13/02/1994 5km Cross 15:43 Cadete 2º Moraleja

14/02/1999 11,2km Cross --- Promesa 2º Talayuela

11/02/2001 10km Cross 20º Senior 1º Casar de las Hurdes

10/02/2002 Cross Largo 22º Senior 2º Jaraiz de la Vera

09/02/2003 Cross Largo 19º Senior 3º Miajadas

06/02/2005 Cross Largo ¿? Senior 5º Talayuela

17/02/2008 Cross Largo 34:13 18º Senior 8º Valencia de Alcántara

La anécdota de aquella primera edición fue el circuito “trampa” que nos prepararon nuestros amigos de la Diputación en un parque muy llano de la localidad cacereña con troncos y hasta una buena zanja en el suelo que había que saltar sin saber por aquel entonces que esa era una de las características especiales de esta prueba, cada año un circuito nuevo y diferente que nos podía sorprender.

A partir de ese año 1989 el Gran Premio de Cáceres se convirtió en cita obligada hasta el año 1994. Mis resultados no fueron excepcionales en una prueba en la que se reunía lo más granado del atletismo extremeño, que en categorías menores y en campo a través no era poca cosa.

Los años 1990 en Trujillo y 1991 en Miajadas no fueron nada del otro mundo a nivel competitivo con dos puestos 19º en las pruebas alevín e infantil. El año siguiente la cosa salió mejor y eso que luego en verano, mi segundo año de infantil, fue un poco para olvidar… hasta recuerdo que me clasifiqué para el regional de pista pero se me olvidó cuando era y no asistí ;-) Así que en 1992 un 5º puesto en Casar de Cáceres, en el mismo lugar dónde se disputará este año pues no estuvo nada mal.

Esos año se me pierden un poco en la nebulosa de la niñez y ciertamente mis padres o mis entrenadores tendrán mejor memoria que yo para las anécdotas de esas ediciones.

Del año 1993 sí que me acuerdo… ese año se disputó en Malpartida de Plasencia, un circuito bastante plano pero con una cuesta fuerte en cada vuelta. Ese año empecé a destacar ligeramente, aunque no era el mejor de mi categoría, sin embargo en esa carrera, aunque finalicé 4º, fui el que puso la nota de salsa a la prueba con un fuerte cambio de ritmo en la dura subida en la 2ª de las tres vueltas al circuito. La semana siguiente confirmé mi progresión con una gran carrera en el regional federado en la que fui 2º corriendo a ritmo y superando a varios atletas en la parte final. Gracias a estas dos carreras pude asistir a mi primer Campeonato de España en Mojacar en 1993 ya que la semana del regional escolar de cross me pillé una gripe de AUPA y con fiebre y demás no pude correr. Me llevé un gran disgusto y fue para mi una sorpresa entrar en la selección escolar por así decirlo “repescado”. Para mi fue una gran presión porque claro, habían dejado fuera a un chaval, el que quedara 6º en el regional escolar, para que yo entrara en la selección. Fui conscientes de ello y no fue un trago agradable aunque, finalmente, la mala suerte de nuestro mejor atleta, Raul Mimbrero, que se tuvo que retirar al pisarle con los clavos otro atleta y hacerle una buena herida en el pie, y una buena carrera por mi parte hicieran que fuera el primer extremeño en meta en el Campeonato de España, aunque el 53º de la general ;-)

El año siguiente, 1994, en Moraleja, refrendé un gran año en el que vencí en todas las pruebas de campo a través cadete desde noviembre hasta el nacional de Llaneras dónde fui 5º consiguiendo victorias en Sonseca y en susodicho Gran Premio de Cáceres del que conservo una foto con mi actual entrenador, entonces en activo, Antonio Serrano Sánchez.


A partir de ese año una pausa hasta el año 1999 por diversos motivos, la pista cubierta entre ellos. En el año 1999 mi reaparición fue muy floja. Había estado lesionado esas navidades tras hacerme daño en un tobillo en una de las últimas clases del año en la Universidad. 4 semanas de descanso sin correr ni hacer nada (No había elíptica ni conocía el running pool en aquella época) por lo que estaba muy justo. Fíjaros que no tengo anotado el puesto de la general, aunque si recuerdo que finalicé el 7º de los atletas extremeños… y lo que era peor, la semana siguiente era el regional de cross… en Mérida, en mi casa, y yo estaba hecho unos zorros. Nos encontramos allí prácticamente los mismos atletas pero ese día tenía una motivación muy grande, y no patinaba en la arena de Talayuela. Mi masajista, Fidel, se llevó la camilla al circuito y me dio un masaje de activación pocos minutos antes de la salida tras calentar, y allí salí a por todas y me hice con la victoria. Me llevé una alegría tremenda.

Las siguientes ediciones, 2001 en Casar de las Hurdes, 2002 en Jaraiz de la Vera, 2003 en Talayuela de nuevo, 2005 en Miajadas y 2008 en Valencia de Alcántara he podido disfrutarlas de lo lindo. Sobre todo a partir de 2002 que ya me encontraba viviendo y entrenando en Madrid y el Gran Premio Cáceres de Campo a Través se convertía casi en la única o una de las pocas excusas para competir en Extremadura con mi gente, con los entrenadores y atletas con los que he crecido deportiva y personalmente.

Por desgracia para mi el nivel deportivo es tremendo, el Gran Premio de Cáceres es una de las citas más fuertes de la temporada ya que, por su cercanía a fechas de campeonatos nacionales e internacionales de cross, pista cubierta o maratones invernales, los atletas están en un gran estado de forma además de contar con algunos de los mejores fondistas mundiales y europeos, no sólo españoles.


Por todo ello espero que algún año, aunque no será la edición de 2011 que me pierdo por coincidir justo una semana antes de mi cita con el maratón en Sevilla, Campeonato de España, espero poder disputar el Gran Premio Cáceres de campo a través en un gran estado de forma y brindarle a mis amigos y sobre todo a su “Alma Mater”, José Ignacio Fernández, y todo el plantel de colaboradores que tiene, un gran resultado de un extremeño en este cross.

Después de todo esto espero que no os lo perdáis este fin de semana, los que estéis cerca id a disfrutarlo en un excelente fin de semana con sol y buenas temperaturas, y los que no, pues a verlo por TV allá dónde se retransmita.