Sígueme en #Youtube

jueves, 22 de septiembre de 2016

Rutina de técnica de carrera para el calentamiento por Pablo Villalobos

En mi entrenamiento diario,como parte del calentamiento antes de un trabajo intenso como unas series, cuestas, rodaje intenso, fartleks y demás suelo incluir un apartado de técnica de carrera de unos 5-10'. Esto hace que fácilmente 2, 3 o hasta 4 días por semana realice este pequeño trabajo que recomiendo a todo el mundo, por sus beneficios. Os explico por qué ya que para mi este trabajo de técnica de carrera tiene tres funciones en estos entrenamientos, no sólo intentar que corráis mejor o más bonito: 1- Calentamiento específico. Un trabajo analítico de técnica de carrera, por su intensidad y especificidad es ideal para realizar al final del calentamiento antes de comenzar las series/cuestas/cambios o lo que toque. La parte inicial del calentamiento, unos minutos de carrera y unos estiramientos o movilidad articular suave ponen en marcha el metabolismo, hacen que el músculo y articulaciones entre en calor, pero necesitamos, sobre todo si el esfuerzo va a ser intenso, un calentamiento más específico de la musculatura que se va a ver implicada en el ejercicio. Para este calentamiento específico nos viene muy bien ese bloque de técnica de carrera 2- Mejora de la fuerza. El trabajo de técnica de carrera, lo hagamos mejor o peor, es un trabajo de fuerza específico para el tren inferior. Si os acostumbráis a hacerlo será un plus interesante. La mejora de la fuerza no sólo viene por el aumento de masa muscular, además esa no es la que más nos interesa para la carrera, si no que muchas veces viene por la mejora en la coordinación de nuestros músculos a la hora de realizar un ejercicios concretos. Por ello, con el trabajo de técnica de carrera, al ser ejercicios relacionados con la carrera, si mejoramos la coordinación al realizarlos y los hacemos mejor, más rápidos o con movimientos más ágiles y rápidos, mejoraremos también nuestra capacidad de aplicar fuerza en la carrera. 3- Mejora de la técnica. Desde luego lo ideal es tener a alguien que os pueda corregir la ejecución pero muchas veces no será así, por lo que lo importante siempre es hacer este trabajo con una ACTITUD DE MEJORA, o sea, no hacerlo por hacer, si no poniendo empeño en realizar los ejercicios lo mejor posible ya que dicha actitud será la que haga que neuromuscularmente sea un trabajo efectivo, si no lo que hacemos es mover las piernas y punto y nos quedaremos en la parte del "calentamiento". Lo ideal para esta actitud es incluir ejercicios con cierta dificultad relativa, o sea, que nos cueste hacerlos a nivel coordinativo, por lo que cuando vayamos dominando los ejercicios lo ideal es incluir otros más complejos o difíciles para ayudarnos a mantener esa actitud de mejora y continuar progresando. En este vídeo os dejo una pequeña rutina de unos 12 ejercicios que sobre una distancia entre 20 y hasta 50 metros podéis realizar antes de cada entrenamiento o competición. Si os acostumbráis a ello seguro que os ayudará.