Sígueme en #Youtube

lunes, 17 de marzo de 2014

Crónica del nacional de campo a través en Mérida, resumen invernal.


Vista panorámica del circo romano. Foto Amaya Sanfabio
Esta temporada invernal está siendo un poco atípica. Mi objetivo estaba en el maratón de San Sebastián el último fin de semana de noviembre, a partir de ahí se abría un campo por definir hasta que, a finales de abril, la RFEA publique la selección definitiva de maratón que participará en el Europeo de Zurich. En eso estamos en una ligera inquietud por las circunstancias en las que uno tiene ya poco que hacer o no puede controlar.

Tras el resultado muy satisfactorio del maratón el siguiente paso era recuperarse bien y sin prisas, la espada de Damocles del hipertiroidismo acechaba así que el mes de diciembre fue muy progresivo en cuanto a entrenamientos y descartamos cualquier competición que me hiciera acelerar la vuelta.

A pesar de ello el 31 de diciembre, y con un motivo solidario, me calcé las zapatillas en la San Silvestre Vallecana con un resultado que me sorprendió gratamente al bajar de los 30’.

A partir de ahí fijamos objetivos en el mes de febrero y marzo en los diferentes nacionales de medio maratón, campo a través y 10.000m.

Los entrenamientos y las competiciones se enlazaron, Elgoibar, Itálica, Gran Premio de Cáceres, Cto de Extremadura de campo a través, y aunque las sensaciones eran buenas y mejorábamos semana a semana el pie siempre estaba cerca del freno con la mente puesta en guardar todas las energías para una futura preparación de maratón.

Llegué a Coruña y me impuse la presión de luchar con los mejores, pagué las consecuencias, sobre todo mentalmente cuando no me vi competitivo a ritmos de 1h03 la media y no me quise conformar y luchar por lo que valía ese día.

Así volví al campo a través con la vista puesta en Oropesa y Mérida, sobre todo en esta última. Sabía que estaba en buena forma y que me gustaría hacer un buen papel en Mérida, pero Coruña me había puesto los pies en la tierra, había que luchar por dar el máximo y con esa mentalidad corrí.

Correr en el Circo Romano de Mérida 

Ha sido algo fantástico poder disputar este Campeonato de España en el circo romano de Mérida, como he contado a muchos, fue mi lugar de entrenamiento habitual desde el verano de 1993 que me fui a vivir a Mérida, y aunque en 1996 me fuera a Cáceres por mis estudios universitarios, era mi punto de referencia para entrenar cuando volvía a casa hasta el año 2000 en que se cerró al público para su remodelación y protección como monumento patrimonio de la humanidad.

Pasamos el fin de semana en Mérida con Ariadna en casa de mis padres, a poco más de 300m del circo romano. Visita al circuito el sábado por la mañana, paseo por la ciudad, repleta de atletas, el sábado por la tarde y el domingo el día de la competición.

La carrera

Foto Fernando Vivas. Atletismo Extremadura
Como disfrutamos el sábado, las temperaturas, por encima de los 20º y el sol en lo alto, iban a dar un caluroso día, el primer cambio de tiempo primaveral del año. El circuito en perfecto estado, algo seco, pero con hierba corta que permitía correr con clavos, no era mi caso.

Finalmente me decidí a volver a mis zapatillas de competición y dejé de lado las ASICS DS Racer 15 para calzarme de nuevo las ASICS Tarther del año 2013 con las que ya disputé el maratón de San Sebastián.
El listado de inscritos preveía una dura batalla, muchas novedades se incluían al plantel de Oropesa: cross corto, pista cubierta, ausencias del nacional de clubes por no tener equipos. Mi objetivo de mejorar el 25º puesto de Oropesa iba a ser complicado pero había que intentarlo.

Primera vuelta

La salida, con una larga y amplia recta de más de 300m, la tomé con calma, el primer repecho rondaría el puesto 60º aunque aún viajábamos en gran grupo y veía a pocos metros de mi a algunas buenas referencias de carrera como eran el extremeño Ricardo Rosado, campeón de Extremadura vigente y del que esperaba que estuviera un poco delante de mí, Carlos Gazapo, Eliseo Martín, Alejandro Fernández Rivera, …
Realizamos el bucle de la parte alta del circuito y volvimos a la planta del circo, en la salida de la primera curva rodeando la Espina del circo un susto, una especie de montonera en la zanja que hay a la salida de la curva, me parece ver una equipación verde y pienso en Gazapo, varios tropezones y alguna caída pero evito el trance.

Al final de la recta de meta giramos a la derecha para enlazar con la siguiente vuelta, pasamos por encima de las alfombras de chips y aprovecho para tomar la referencia para las vueltas. Creo que se ha salido rápido pero he controlado el ritmo y no me he pasado, algo habitual en las pruebas de campo a través.

Los parciales

En ese punto de referencia fueron muy regulares lo que me da la convicción de haber exprimido mis posibilidades:
5:53 esa primera vuelta
5:53 en la segunda
5:55 en la 3ª
5:58 la 4ª
Bajamos un poco el pistón en la 5ª hasta 6:04
para volver a acelerar en la última, 5:57 más el tramo final hasta meta que me sumó 10” para el tiempo final de 35:50.

Foto Fernando Vivas. www.atletismoextremadura.com 

Segunda vuelta

La segunda vuelta el grupo aún estaba compacto aunque ya se iba estirando, me costaba contar los atletas que marchaban por delante a pesar de las revueltas, al final de la segunda vuelta conseguí concretar mi puesto entre el 40-45 y comenzaban los primeros cortes. Gazapo me alcanzó y me confirmó que el de la caída fue él, le í demasiado animado, me adelantó y luego perdió puestos.

Iván Fernández

Ya en la primera vuelta quiero hacer una mención especial a un protagonista, o a “el protagonista” de la prueba que fue el vitoriano Iván Fernández. En una de las revueltas de esa primera vuelta le vi destacado, pensaba que el ritmo en la cabeza se habría dormido y habría pegado un tirón para empezar a endurecer la prueba, pero cada vuelta veía como se escapaba más y más acumulando unas diferencias que luego supe de hasta 30”, casi 200m. Al final le cazaron Lamdasen y Bezabeth, pero desde luego fue un valiente, se sabía en gran estado de forma y lo intentó en una carrera rapidísima. Olé

Tercera y cuarta vuelta, la remontada.

Foto Amaya Sanfabio

Comienza la remontada. Es difícil tener paciencia, en los primeros 3-4 km todo el mundo tienen fuerzas y corre muy rápido por lo que intentar adelantar puestos, salvo que estés fuera de lugar porque hayas salido muy atrás, cuesta bastante. Mi objetivo siempre es comenzar la remontada a partir de mitad de carrera para evitar baches en la parte final, pero es difícil sujetarse y ya en la tercera vuelta comencé a subir posiciones. El ritmo era muy bueno y me veía con fuerzas. Iba cazando grupos y algún atleta suelto que pagaba el esfuerzo de las primeras vueltas demasiado rápidas.
En estas vueltas congenié con algunos acompañantes Alex Martínez, Fran España, las distancias eran amplias, aunque no insalvables, el grupo de Arturo Casado en el que estaban los puestos rondando el 20-25’ nos aventajaba en unos 12” pero salvo Driss Lakuaja, Fran España y Alejandro Fernández Rivera, nadie más se atrevió a dar el salto al vacío por recuperar esos segundos hasta los metros finales.

El final.

Las dos últimas vueltas fueron bastante duras, no te podías relajar porque por detrás venían grupos de atletas con el mismo objetivo que tú tenías puesto en los de delante, así en la 5ª vuelta nos relajamos un poco, bajamos unos segundo/km para coger algo de fuelle de cara a esa última vuelta con muchos objetivos en mente, atacar a grupo siguiente, ganar a los que viajaban conmigo y que no nos alcanzara ningún atleta más.

Al final la batalla de la última vuelta dio que nos cazara algún  atleta, Mechaal, que me ganara alguno de los que viajaba conmigo, Fran España y Mullera pero la verdad es que no llegué a cazar a nadie, quizás me faltó un poco de fuelle en ese último kilómetro pero acabamos rápido.

El resultado final fue 30º de la prueba, 25º español y primer extremeño dando revancha a Ricardo Rosado que creo que no tuvo su mejor día y esperaba estar más adelante.

Por equipos fuimos 10º, una pena la caída de Gazapo porque seguro que podía haber estado rondando el 30-40 con Ricardo y conmigo.

Houssame Edine Benabbou

Mención especial para Housamme Benabbou, le echamos de menos en el equipo absoluto porque seguro que hubiera podido aportar mucho e incluso ser el primer extremeño. Houssame se hizo con la victoria en la prueba promesa masculina, fue la victoria extremeña de la mañana a pesar de que no pudiera subir al podio porque, por su condición de extranjero en el pasaporte o en el DNI, no puede ser campeón de España.
Sin embargo para todos el atletismo extremeño Houssame no es extranjero. A sus 20 años escasos acumula más de 14 años en nuestro país en Navalmoral de la Mata y dónde ha crecido personal y deportivamente.
Ayer corrió a ganador y se hizo con ese primer puesto en la prueba con un tiempo de 29:37 equivalente a mis 35:50 en 12km. Deseando que pasen un par de años y poder compartir equipo en el nacional de campo a través con el gran Benabbou

Tras la prueba

Tras la prueba tocó disfrutar un poco del ambiente, las pruebas junior y la open escolar mientras podía charlar con amigos, familiares y conocidos con los que, de forma contínua, te encontrabas en la zona de la grada alta del circuito.

Mis entrenadores

Aunque ya a posteriori me di cuenta de una pequeña anécdota para mi y es que la mañana del domingo estuvieron en el circo romano de Mérida casi todos los entrenadores que he tenido durante mi vida deportiva.

De la etapa almendralejense estuvo, como delegado del equipo extremeño, D. Manuel Núñez Payés, alma mater y entrenador del Club Atletismo Almendralejo junto a D. Paco Sánchez mis años de iniciación en este deporte entre 1988 y 1993 en Almendralejo.

También estuvo Bernardo Juárez Torres, el entrenador del cambio, con el que empecé a ser atleta al 100%. Con mi traslado a Mérida me volqué en el atletismo y él, con su sabiduría, dio forma al salto de calidad que di ese año pasando de no hacer mínimas para nacionales en pista cadete el año anterior a sumar medallas en 1000m en pista cubierta y 3000m al aire libre además de 5º en el campo a través.

El tercero, emeritense 100%, Miguel Ángel Monge Galán, discípulo de Bernardo Juarez hasta que se fue a Madrid a estudiar INEF y disfrutó de compartir entrenamientos con la cuadra de Julio Bravo en la Blume. En 1995 volvía a Extremadura como profesor de Educación Física y tras decidir Juarez dejar su labor como entrenador él tomó el relevo del grupo de atletas de Mérida entre ellos yo. Me enseñó, me guió con visión a largo plazo y desde el año 1996 a distancia en Cáceres y luego en Madrid llevándome a grandes resultados en categoría junior, sub23 y absoluta como el Campeonato Iberoamericano en 2002.

Y para acabar mi entrenador actual, Antonio Serrano, en 2005 dimos el paso para trabajar juntos de acuerdo con Monge y conseguimos dar una pequeña vuelta de tuerca con el apoyo de un gran grupo de entrenamiento para las grandes competiciones internacionales: Europeo de Goteborg en 5.000m, mis títulos nacionales de medio maratón y maratón, Europeo de Barcelona y Mundial de Daegu.
La verdad es que hubiera sido bonito compartir una foto con los cuatro que hubiera sido especial al menos.

Futuro europeo.

Y para acabar, igual que pasó tras celebrar en Mérida el primer regional de campo a través que comenzó a hablarse d que aquel era un marco excelente para celebrar un nacional de campo a través, ayer se comentaba, se oía entre las milenarias piedras del circo romano de Emérita Augusta, la intención o el sueño de ver un Campeonato de Europa de campo a través en Mérida.

En positivo, la imagen que trasladaría de la ciudad de Mérida a toda Europa, aunque habría que engarzarla con la oferta de tour-operadores a futuro para potenciar el turismo en la ciudad y en la región.
Y en negativo, la exigencia de la federación europea de que exista un aeropuerto internacional a menos de 100km de las posibles sedes.

Quizás haya que mirar a largo plazo, con tren de alta velocidad dentro de unos años, el aeropuerto de Sevilla (200kms), Lisboa (280km) o Madrid (360km), para que sirvan de referencia para conseguirlo.

Lo dicho, un fin de semana estupendo compartido, sobre todo, con la familia y con Amaya y Ariadna que se lo pasó pipa en el Circo Romano.


Más info



Vídeo de las carreras:


Cross, circo y espectáculo

El Periódico Extremadura-15/3/2014
La armada extremeña también cuenta con un equipo importante para la prueba senior masculina, muy talentoso, con el veterano Pablo Villalobos al frente ...

  1. El rey sin corona

    El Periódico Extremadura-hace 2 horas
    Pablo Villalobos fue el primer extremeño dentro del equipo senior (llegó el trigésimo) No se esperaba mucho más de los anfitriones en una carrera de ...
  2. El 'oro invisible' en promesa salva la actuación extremeña

    Hoy Digital-hace 11 horas
    Pablo Villalobos vivió una jornada especial. «Es una carrera diferente. Te levantas en tu cama, desyunas con la familia, preparas a la peque, te vienes andando ...