Sígueme en #Youtube

lunes, 3 de diciembre de 2012


Big  Data y deporte

El mundo del deporte no es ajeno al desarrollo que se está viviendo en nuestra sociedad, es más, a veces es uno de los catalizadores en cuanto a la socialización de productos, actividades y usos por la penetración que tiene entre nosotros, no sólo los deportistas de máximo nivel que podemos ver o seguir en los medios, sino por su intromisión en el día a día, la forma de movernos por nuestra ciudad, de ocio, de búsqueda de salud, estética, socialización, etc.

Ya estamos inmersos en la sociedad de la información hasta tal punto que el principal problema con el que nos encontramos es cómo manejar esa información y como conseguir que la misma nos sea de utilidad.

Ahora mismo un corredor, un runner para los anglosajones, es bastante habitual que lleve en sus entrenamientos diarios un reloj que incluye un dispositivo que mide las pulsaciones de nuestro corazón y un GPS que mide en cada instante nuestra posición y, por tanto, velocidad, recorrido, etc.

Los programas actuales de entrenamiento nos dejan visualizar dicha información a la que podemos sumar otras tan relevantes como nuestras sensaciones, fatiga percibida, climatología, … ¿Pero qué pasa con toda esa información? Sólo un experto entrenador, con un vistazo a gráficas de pulso, a varias sesiones de entrenamiento, puede “intuir” si el entrenamiento es adecuado a las características de la persona, si estamos “pasándonos de rosca” o no. Pero muchas veces no deja de ser más que una intuición aunque basada en la experiencia y conocimientos objetivos.

¿Cómo podemos aprovechar todos esos datos que guardamos en nuestros ordenadores y libretas de entrenamiento digitales? Ese quizás sea un reto más para herramientas como la que desarrollan desde BigML.

BigML ofrece la tecnología y la plataforma online que se pueda adaptar a análisis de grandes cantidades y bases de datos con el objetivo de dar respuesta a problemas, incluso en tiempo real mediante aplicaciones incluso para móviles.

Nunca os habéis preguntado durante un entrenamiento si te vendría bien hacer una serie más o no, si puedes acabar más rápido la última, si el ritmo de los rodajes está siendo demasiado intenso o si nos vendrá bien doblar sesión ese día por la fatiga acumulada, o, para los entrenadores, qué entrenamientos son los que mejor afinan a su atleta esas últimas semanas antes de la competición importante.

Esas respuesta pueden estar en esos archivos de datos de sus Garmin, Polar, Suuntho, … y hasta ahora no sabemos cómo aprovecharlos.

Esa será la próxima revolución, el uso del Big Data para resolver problemas cotidianos y no tan cotidianos en tiempo real.