Sígueme en #Youtube

martes, 5 de julio de 2011

Test de lactatos para la maratón, primer día (Fotos) Road to Daegu

Ya tenía ganas de abrir un post sobre los Test de Maratón que hicimos la pasada semana.

Como suele ser "tradicional" para la RFEA desde hace muchísimos años, al dar a conocer la selección para el campeonato internacional de verano en maratón en el mes de abril-mayo, unos 3-4 meses antes de la cita, suelen programar unos test de maratón con la idea de controlar el estado de forma de los atletas además de, en teoría, dar una valiosa información a los entrenadores para los ritmos de trabajo en la maratón sobre una predicción del ritmo teórico de maratón.

El test, que ha sufrido alguna pequeña variación durante estos años, consiste en un primer día, una batería de 5x2800m en la pista (7 vueltas (2400m para las féminas) cno un minuto de pausa en el que se toma muestras de sangre para analizar la concentración de lactato en sangre. Dicha toma en nuestro caso siempre se realiza de los dedos de la mano.

Por supuesto se realiza una toma basal tras el calentamiento y tras la última repetición se toma en la recuperación a los 3-5-7 y 10'. Con estos 11 puntos de concentraci´no de lactato se genera una curva de lactato a partir de la cual, en base a las teorías de los 4mmol de lactatop, se hace una predición del ritmo de maratón al que en teoría se podría ir estable cuya confirmación se realiza en la seugnda parte del test al día siguiente.

En esta seugnda parte, a la mañana siguiente, sobre el ritmo teórico, se realizan 3x3200m con 30" de pausa en las que se toma muestra de lactato e igualmente que el primer día, se toma lactato basal antes y los de después.

En teoría para confirmar a ese ritmo la concentración de lactato no debe subir más de 1 punto entre la priera toma (tras los 3200m primeros) y la última (tras la 3ª repetición).




Rafael Iglesias, Pablo Villalobos y Chema Martínez realizando el test de maratón para la RFEA. 28 de junio de 2011 en las pistas del CAR de Madrid. Foto: Vicente Úbeda.



¿Cuál puede ser el problema?

Para mi el principal es que el estandar de los 4 mmol de concentraciión de Lactato como referencia para el umbral está superado. Realmente lo que se debe buscar para una prueba como la maratón, sobre las 2h10, sería un estado prácticamente estable y este, según las características del atleta, de su entrenamiento, etc, puede variar.

Como ejemplo Chema y yo llegamos a los test algo cansado, yo había competido en un 5.000m en el que acabé a 58 largos el último 400m 3 días antes y dos días antes realicé una tirada de casi 2h con calor en Gijón. Mi concentración de lactato basal era de 3,03 mmol, claro, en el primer bloque del test progresivo estaba ya por encima de los 4 mmol sin embargo soporté sin problemas todo el test. En teoría yo no podría ir ni a 3:12,5 que es a lo que hicimos el primer bloque cuando en realidad, al día siguiente, con el cansancio añadido del test progresivo, confirmé perfectamente a 3:09/km



Toma de muestra de sangre en una de las pausas del test progresivo de 5x2800m en la pista a ritmos de 3:12'5-3:10-3:07'5-3:05-3:'2'5 con 1' de pausa.

Dentro de 4 semanas, el 25 y 26 de julio, volveremos a repetir los tests en los que, probablemente,s e endurezcan algo los ritmos del progresivo con la idea de que hayamos progresado en nuestra forma física de cara a los mundiales de Daegu. Lo veremos, pero desde luego las condiciones de calor, la fatiga de los entrenamientos hacen que este tipo de tests sean meramente orientativos a la hora de valorar la realidad del estado de forma de un atleta.

Aunque, por desgracia, a veces tenermos que ver como se utilizan como arma para dejar fuera de la selecci´no a atletas que se han ganado la misma en la maratón de primavera como le pasó el año pasado a Tamara Sanfabio que, 10 días antes de la maratón del Campeonato de Europa de Barcela, fue "deseleccionada" por bajo estado de forma tras realizar dichos tests.