Sígueme en #Youtube

lunes, 26 de noviembre de 2012

Compatibilizar el deporte y el ámbito laboral: Mi historia



La semana pasada se puso en contacto conmigo Alfredo Varona, periodista y gran aficionado a nuestro deporte y para el que ha desarrollado más de un proyecto como el libro de Antonio Serrano, mi entrenador, “Filípides Existe”.

Esta ver Alfredo no me iba a hacer una propuesta de ese alcance, sino algo de mayor actualidad para Público, medio en el que colabora.

El reportaje es fiel reflejo, no de lo que está pasando en nuestro deporte, sino de lo que hay y, quizás ahora con la situación económica más complicada,s e está acentuando. “Rostros del Pluriempleo en el deporte español” no es más que unos ejemplos y un toque de atención para el mundo del deporte, padres, entrenadores, directivos, de la situación real de la mayor parte del deporte español, de los deportistas.

Para ello Alfredo toca algunos perfiles de deportistas que sean un ejemplo de compatibilizar su vida deportiva con la laboral y le parecía que mi perfil podría ser interesante.

Al mío se unían otros como el del futbolista del Mirandés, Pablo Infante, el del jugador de balonmano Demetrio Lozano o del jugador de Volei Alberto Salas.

Quería aprovechar este reportaje para, ampliando con las preguntas que me hizo Alfredo, abundar en dicha situación desde mi ejemplo personal. Como digo en la entrevista, siempre he estado vinculado a otros ámbitos además del deportivo, pero mi entrada en el mundo laboral no fue por motivos de la crisis, sino una decisión meditada. Ya llevaba desde el año 2008 cotizando a la Seguridad Social como autónomo, ese año cumplí 30 años y mi VIDA LABORAL a efectos de cotización era nula. 2008, año olímpico, sufrí mi primer problema de hipertiroidismo, por la complejidad de estos problemas y las limitaciones que podrían conllevar a cerca de una dedicación al deporte de alto nivel, decidí dar el paso de entrar en el mundo laboral, con la suerte de que se presentó la oportunidad de trabajar en el PROAD que comenzó a andar en febrero de 2009, a media jornada, pudiendo dejar una puerta abierta a la compatibilización del atletismo y el ámbito laboral.

Ese 2009 fue un año de transición deportivamente hablando, recuperarme de los problemas de tiroides y recuperar poco a poco los niveles de entrenamiento hasta el mes de septiembre en el que me proclamé campeón de España de media maratón y decidimos el salto a la ruta, a la maratón. Todo fue bien, pero ya no hay marcha atrás en el ámbito laboral. 

Compatibilizando mi vida laboral y deportiva he sido Campeón de España de media maratón (Motril 2009) y de maratón (Sevilla 2011), he corrido maratones en 2h13:33 (Sevilla 2010) y en mi marca personal de 2h12:21 (Sevilla 2011) y he conseguido un 5º puesto en un Campeonato de Europa (Maratón, Barcelona 2010), mi mejor resultado de siempre en competición internacional, y he debutado en un mundial al aire libre (Maratón, Daegu 2011).

Tras Daegu los problemas de tiroides se reprodujeron, el año 2012 ha sido para olvidar con muchos meses de parón obligado y, los que he podido entrenar, corriendo con malas sensaciones y forzando la máquina mientras estaba vivo el sueño olímpico de Londres.

Mi trabajo en el PROAD me ha procurado evasión, otro punto de vista y, sobre todo, estabilidad emocional y económica para momentos complicados y, también, me proporciona un trampolín en mi carrera profesional que, tarde o temprano pasará de tiempo parcial a full time.

Pero no me enrollo y os dejo las respuestas a las preguntas de Alfredo Varona y en las que se exponen ideas importantes a transmitir a todos los deportistas, sobre todos los más jóvenes.

Alfredo Varona: Compatibilizas el deporte y el ámbito laboral ¿En ambos cometidos se nota la crisis? ¿la estás padeciendo? 

Podríamos decir que sí, de forma directa en el deporte, por lo menos en el atletismo que tiene una importante dependencia de patrocinio público o semipúblico. Se está notando por años con la elaboración de presupuesto, bajadas en los mismos, desaparición de pruebas, reducción de becas y ayudas a deportistas. Fíjese que con las estimaciones de los recortes en la federación nacional volveríamos a unas cuantías en ayudas a los mejores atletas españoles de finales de los años 80 primeros de los 90, vamos a retroceder 20 años de golpe. Y hace unos años hicimos un estudio en el que los ingresos de los atletas dependían de la RFEA entre un 50% y un 75% sobre todo en pruebas que no tocan las carreras en ruta y el campo a través.

Respecto al ámbito laboral, la crisis se nota más en forma de incertidumbre. El PROAD está siendo un programa estrella para el CSD y lo están valorando con una reducción mínima del presupuesto. Estamos cumpliendo con creces, con la que está cayendo estamos rondando el 80% de inserción laboral de deportistas que demandan un empleo y casi el 99% de los 800 deportistas con los que trabajamos están estudiando o trabajando. Pero tal y como están las cosas no hay que relajarse.


2º) El hecho de tener una preparación ¿da más tranquilidad? ¿Te ha abierto puertas ser atleta de elite? 

Yo tengo ese convencimiento, por un lado hay que tirar por tierra el falso mito de que el deportista que no hace nada más, está más centrado y rinde más. Hay que saber gestionar los dos ámbitos pero una formación y un proyecto vital y profesional más allá del deporte pueden ayudar al deportista a alargar su carrera deportiva y, sobre todo, va a evitar un problema posterior. Por otro lado, en mi opinión, no sólo por títulos, sino cuantos más recursos y formación tenga una persona, mayor capacidad de elegir tendrá en su vida porque se podrá adaptar a muchos trabajos y situaciones. A veces un deportista no tiene tiempo o posibilidad de sacarse una carrera universitaria pero hay muchas más cosas que podemos cultivar como aficiones o con idea de una salida laboral en el futuro: idiomas, habilidades de comunicación, gestión de imagen, marketing, preparación física, ... 

Ser deportista de élite te puede abrir puestas, pero sobre todo durante tu carrera deportiva. Los deportistas que esperan a retirarse para empezar a trabajar su red de contactos se equivocan, es demasiado tarde. Hay que cuidar este aspecto cuanto antes mejor, no para que nos coloquen, pero está claro que tenemos acceso a muchas personas, instituciones, empresas, y si tenemos un perfil profesional determinado, este reconocimiento puede ser un factor clave, pero hay que huir de mendigar un puesto de trabajo, muchos deportistas se retiran con mucha formación pero con casi nada de experiencia profesional y ese obstáculo se supera con un poco de confianza, no hace falta que nos den un puesto para toda la vida, sólo se necesita una oportunidad.


3º) Tener la mente ocupada en otro trabajo, aparte del atletismo, ¿en qué crees que se ha notado en tu rendimiento? Redactor jefe, consultor, tutor, director técnico...

Eso creo que va un poco con la personalidad de cada uno. La verdad es que siempre recuerdo estar haciendo algo más a parte del deporte, también mi deporte me lo permite, no entrenamos muchas horas aunque el régimen de concentración sea del 100%, por eso siempre me han atraído actividades reposadas, la lectura, trabajar con las nuevas tecnologías, escribir. Ahora teletrabajo y salgo de casa para entrenar.

4º) ¿Te imaginarías, por ejemplo, a Cristiano Ronaldo con otro trabajo?

El problema no es si me lo imagino yo, el problema es si se lo imaginará él. Ahora es muy joven, pero el fútbol se acabará. Los millones y la fama no lo son todo y cualquiera puede caer, por ejemplo, en una depresión. Hace falta un proyecto vital más allá del deporte porque sino te puedes venir abajo y pasarlo muy mal. Cuanto antes prepares ese proyecto, mejor será la transición. A los chavales que quieren ser como Cristiano Ronaldo o como Mesi habría que preguntarles: ¿Y después qué?