Sígueme en #Youtube

miércoles, 4 de junio de 2014

Ilusiones rotas y resiliencia

Hoy se celebra en el palco del Santiago Bernabeu el primer "Think Tank sobre Resiliencia y Deporte" con el objetivo de poner en valor esta capacidad.


La resiliencia es la capacidad de afrontar la adversidad saliendo fortalecido y alcanzando un estado de excelencia profesional y personal. Desde la Neurociencia se considera que las personas más resilientes tienen mayor equilibrio emocional frente a las situaciones de estrés, soportando mejor la presión. Esto les permite una sensación de control frente a los acontecimientos y mayor capacidad para afrontar retos (Instituto Español de Resiliencia).
La Resiliencia, es el convencimiento que tiene un individuo o equipo en superar los obstáculos de manera exitosa sin pensar en la derrota a pesar que los resultados estén en contra, al final surge un comportamiento ejemplar a destacar en situaciones de incertidumbre con resultados altamente positivos.(E. Machacon 2011, «Aspectos vividos», nov.-dic. 2010)

Desde el pasado 30 de abril en el que se publicó la selección de maratón que representará a España en el europeo de Zurich han sido unas semanas muy duras en las que he sentido cómo se rompía una ilusión, esa ilusión que hace que te levantes tras un gran obstáculo como fue el brote de hipertiroidismo que sufrí tras el Mundial de Daegu en 2011 y la recaída posterior intentando llegar a disputar un maratón para apurar mis opciones de estar en Londres 2012.

Han sido dos años de travesía en el desierto, de sobreponerse a las dificultades y todo gracias a esa pequeña llama que siempre estaba encendida para alimentar la motivación, hasta que llegó la oportunidad de preparar el nacional de maratón de San Sebastian.


Sabía que había muchas cosas en contra, que no tenía la mínima de participación que exigía la RFEA (2h13:00 por 2h13:39 que realicé en San Sebastian), que no había preparado un maratón en primavera (Era un riesgo físico para mi salud y que me impediría llegar al 100% a Zurich), sin embargo en mi interior guardaba la ilusión de que el comité técnico de la RFEA (D. Ramón Cid Pardo y José Ríos Ortega) aplicarían el sentido común y serían flexibles de cara a llevar un equipo a Zurich que pudiera plantear la lucha por el título europeo por selecciones que defendíamos de Barcelona 2010 y que conseguimos por primera vez en aquel fantástico día de 1994 en Helsinki.






Además de esta ilusión tenía el convencimiento de que, si en 2010, con una marca en mi debut de 2h13:33 había conseguido luchar hasta el 5º puesto en el Campeonato de Europa de Barcelona y ayudar a conseguir, junto a Chema Martínez (2º) y Rafa Iglesias (6º) el título de Campeones de Europa por selecciones, este año, con una marca de 2h13:39 (sólo 6 segundos más que en 2010) conseguido en San Sebastian, en el Campeonato de España de maratón, considero que en Zurich 2014 podríamos luchar por el mismo resultado.


Han sido días de escuchar vanas justificaciones, vacías, elaboradas para la ocasión y para justificar una decisión que daña los intereses no sólo de varios deportistas, si no, además, de la propia selección nacional, del deporte español.


Por ello y todas las justificaciones que estos próximos días colgaré por aquí, se me ha hecho muy difícil pasar página. Los deportistas debemos ser resilientes, pero los responsables de algunas decisiones no se dan cuenta de que juegan con nuestra carrera deportiva, con nuestro esfuerzo y con nuestra ilusión.

Pero todo eso ya es pasado, ha sido un mes de sufrir por dentro, de soportar una gran ansiedad por una decisión que para mi ha sido muy injusta, no sólo por dejarme a mi fuera, sino a otros compañeros. De invertir esfuerzos en intentar convencer a los responsables de su error, justificarlo, razonarlo, pero nada ha servido para que cambien su decisión.

Ahora, 5 semanas después, aunque aún se me acelera el corazón cuando lo pienso, llega el momento de pasar página, de mirar hacia adelante. Estos días, durante los entrenamientos, mi mente por fin era capaz de dejar a un lado los pensamientos negativos en torno a todo esto y volar, ilusionarse de nuevo en otros objetivos y en otros proyectos que atacaremos a la carrera. 

A los que me seguís, cuando llegue el momento, seguro que os hará la misma ilusión que a mi ;-)