Sígueme en #Youtube

jueves, 3 de marzo de 2011

Mi crónica de Haro 2011: naufragio ;-)

Foto de José Luis García. Pablo Villalobos (Dorsal 86)

Esta no va a ser una crónica tan emocionada como la de Sevilla. Bien es cierto que los objetivos deportivos no eran los mismos y mi presencia en Haro no pasaba de eso, de presencia.

La recuperación post-maratón había ido mucho mejor que el año pasado y sin haber tenido que competir el fin de semana anterior la verdad es que esperaba, por lo menos, estar cerca de mi nivel en los croses que había completado durante la temporada. Sabía que no era mucho teniendo en cuenta que la mayoría de los atletas llegaban a Haro como objetivo de la temporada invernal y que, por tanto, muchos estarían en mejor forma que lo demostrado en el resto de la temporada.

De nada me sirvieron siquiera mis nuevas zapatillas de clavos ASICS Hyper LD, a pesar de que acabé contento con ellas, pero el que no funcionaba ese día era yo.

El sábado el circuito estaba duro, irregular, pero prácticamente seco, lo que me prometía que, aun con mucho sufrimiento, podría defenderme… sin embargo las gotas que cayeron durante la noche y primeras horas del día, los corredores que pisotearon el circuito durante toda la mañana y la granizada que nos cayó cuando llevábamos 2 vueltas al circuito acabó por convertir el plano trazado de Haro en una auténtica Gymcana con terreno bastante inestable, curvas peligrosas y demás.

No me quejo, es el cross, pero se que no es mi mejor terreno. Las dos primeras vueltas aún me sorprendí pero al inicio de la tercera se me juntó un bajó físico, la lluvia, el barro y el frío para dejarme totalmente a la deriva con el único objetivo de llegar a meta.

Los parciales por vueltas demuestran que no tiré la toalla pero que no daba mucho más, y eso que en la última vuelta aún pude recuperar algún puesto… algunos pincharon más que yo ;-)

Parciales (Picaba tiempos al paso por la campana que nos indicaba las vueltas que faltaban por lo que la primera es un poco más larga):

1ª vuelta 6:14 (Salida)

2ª vuelta 6:17

3ª vuelta 6:27 (Pinchazo)

4ª vuelta 6:33

5ª vuelta 6:37

6ª vuelta 6:40 (+ unos segundos hasta meta)

Como suelo decir, una auténtica carrera en REGRESIÓN.

Creo que fue una mala calibración de las fuerzas, difícil cuando hace dos semanas estabas a tope, y del circuito, que empeoraba con el paso de las vueltas.

Conclusiones… no se qué maratón correré en la primavera de 2012 pero creo que en el Nacional de Fuensalida, si corro la maratón unas semanas antes, no estaré ;-)