Sígueme en #Youtube

lunes, 23 de diciembre de 2013

Mis primeras gafas para correr: Gafas deportivas graduadas

Con mis gafas graduadas deportivas Bollé. Gracias a http://gafadeportiva.com 

Me diagnosticaron por primera vez problemas con la visión los últimos años del colegio en Almendralejo con apenas 13 años. Me costó al principio pero ya en el instituto me acostumbré a llevar gafas graduadas, sin embargo, para correr, gracias a que apenas llegaba a una dioptría de miopía, sentía que no las necesitaba.

Con los años las dioptrías no han aumentado casi, pero se ha unido el astigmatismo y, sobre todo por la noche, si que a veces es incómodo correr por la noche cuando uno va por zonas urbanas y le deslumbran coches, farolas y demás.

Casi nunca llevo gafas corriendo, la verdad es que no me había planteado unas gafas específicas para correr. Conocía algunos sistemas para incluir una lente graduada en unas gafas deportivas normales, pero siempre asociado a unas gafas de sol lo que, al final, para correr por las noches, tampoco me solucionaba mucho.

Ahora ya tenemos cristales polarizados, se oscurecen cuando hay presencia de luz natural y se aclaran cuando no la hay, que permiten cómodamente ver sin problemas durante todo el día.

Y además existe la posibilidad de graduar las lentes de unas gafas deportivas por lo que la comodidad para los que lo podamos necesitar es absoluta.

Hace unas semanas entre en contacto con http://gafadeportiva.com/. Los hermanos Santos tienen en Madrid, en el barrio de la Concepción, muy cerca del Bikila de la Avda Donostriarra, su óptica (Óptica Estaire) de toda la vida, pero sabían que podían ofrecer un producto específico para muchos deportivas, profesionales o amateurs, que se ven obligados, por sus problemas de visión, a practicar actividad física con gafas graduadas.


En la semana que llevo utilizándolas algunas están muy claras:

Comodidad: Hablamos de monturas hechas para ser cómodas en la práctica de actividad física.

Cristales fotocromáticos: Que entrenamos de noche o en interior con luz artificial, se quedan transparentes, si lo hacemos en exterior, se tintan como una gafa de sol.

Graduación de la propia lente: Tenemos la graduación en la propia lente de las gafas, nada de cristales añadidos por lo que es una gafa deportiva como otra cualquiera.

Lentes que no estallan: Muy importante, las lentes normales pueden romperse en un accidente habitual cuando practicamos deporte o actividad física, las gafas deportivas no tienen ese riesgo por lo que nuestros ojos estarán más protegidos en caso de golpes o caídas.

Disfrutar del deporte: Y por último, está claro que con una visión nítida y clara como la que tenemos con nuestras gafas graduadas y que, hasta ahora no disfrutábamos haciendo deporte los que no las llevábamos durante el mismo, ganaremos en comodidad, en relajación al poder ver todos los obstáculos y peligros en nuestra práctica deportiva y, por tanto, en seguridad.


Espero que esta información sirva para muchos runners que se ven obligados a correr con sus gafas graduadas con el peligro e incomodidades que ello conlleva y, para los que, con pocas dioptrías, sobreviven corriendo sin gafas a riesgo de comerse un seto, meter un pie en un agujero o la incomodidad de fruncir el entrecejo cuando quedemos avanzar nuestra mirada en caminos y parques, sepan que tienen una estupenda solución con http://gafadeportiva.com/